Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP impulsa una pista de esquí en un bosque quemado

Castilla y León respalda un proyecto que vulnera la Ley de Montes

Cuando las autoridades de Castilla y León deciden llevar a cabo un proyecto urbanístico no hay quien les detenga. Las Cortes autonómicas están a punto de aprobar una ley impulsada por el PP para levantar una pista artificial de esquí -Meseta Ski- paralizada por la justicia en un monte quemado en Valladolid. La norma contraviene la Ley de Montes, que impide recalificar una zona quemada en al menos 30 años, pero dará amparo a la obra que promueve la Diputación de Valladolid (PP), y que estará terminada mucho antes de que el Constitucional, si llega el caso, examine un posible recurso.

La creación de leyes para eludir el control judicial en materia de medio ambiente es un recurso cada vez más frecuente, especialmente en Castilla y León. Las Cortes autonómicas tramitan otra reforma para autorizar la estación de esquí de San Glorio (en un parque natural entre Palencia y León) y con un veto judicial. Si la urbanización tiene una ley que lo ampara, sólo el Constitucional puede tumbarla. Los ciudadanos no pueden acudir a los tribunales ordinarios y sólo el Defensor del Pueblo, el Gobierno o 50 diputados pueden recurrirla.

La legislación prohíbe recalificar durante 30 años zonas incendiadas

La Junta debía estar harta de los reveses judiciales. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León anuló la recalificación para talar un pinar protegido en Las Navas del Marqués (Ávila) para construir hoteles y campos de golf y vetó la estación de esquí de San Glorio. Eran dos de los mayores proyectos urbanísticos y en ellos está involucrada la vicepresidenta María Jesús Ruiz. Pero no volverá a pasar. La Ciudad del Medio Ambiente, un controvertido proyecto en Soria, fue aprobado por ley, así que el Tribunal Superior no puede decir nada. Lo mismo ocurrirá con San Glorio.

La estrategia ha recibido críticas pero es efectiva. En 2001, Murcia (gobernada por el PP) modificó una enmienda que desprotegía un parque natural en la costa virgen y permitía construir miles de viviendas. El PSOE recurrió al Constitucional pero, nueve años después, no ha resuelto.

Con la ley para construir Meseta Ski, las Cortes van más allá. "Da un salto cualitativo porque no sólo elude el control judicial y que los ciudadanos podamos recurrir las decisiones políticas, sino que intenta pasar por encima de leyes básicas del Estado", en palabras de Miguel Ángel Ceballos, de Ecologistas en Acción. La organización recurrió Meseta Ski -una pista sintética en la que uno puede hacer como que esquía durante todo el año cerca de Tordesillas (Valladolid)- y un juzgado paralizó las obras. Consideró, como después ratificó el tribunal, que no se podía recalificar el terreno porque el pinar que lo cubría se incendió en 1999. Y una reforma de la Ley de Montes de 2006 impide estos cambios de uso para proteger los bosques de los tiburones inmobiliarios. Ceballos recuerda a los diputados que "a pesar de que han sido elegidos democráticamente están sujetos a las leyes". "Lo lógico sería que buscaran otro sitio para la pista de esquí", agrega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de mayo de 2010