Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anido e Irago denuncian los peligros de la "autocensura" entre los periodistas

El Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia (CPXG) entregó ayer en Ferrol el VI Premio José Couso a la Libertad de Prensa a Daniel Anido y Rodolfo Irago, periodistas gallegos de la Cadena SER. Los profesionales de la información, representados por el decano del CPXG, Xosé Manuel Pereiro, quisieron reconocer así el trabajo de dos compañeros condenados por denunciar un caso acreditado de corrupción política.

Un juez madrileño condenó a Anido, director de la SER, e Irago, responsable de informativos, por un delito de revelación de secretos tras difundir en la red un listado de afiliaciones irregulares al PP de Madrid. La propia sentencia reconocía que la información "era veraz y de interés público", pero eso no impidió al magistrado Ricardo Rodríguez dictar un controvertido fallo condenatorio que ya ha sido recurrido. Honrados y agradecidos, Anido e Irago subieron al escenario del teatro Jofre para recoger un premio "votado por nuestros compañeros" y romper una lanza por "el mejor oficio del mundo" en tiempos difíciles. "No somos el brazo armado de ningún partido, no somos jueces, ni fiscales. Somos los depositarios de un derecho -el derecho a la libre información- que pertenece a los ciudadanos", resumió Anido.

"Especialmente emocionado" por regresar a la ciudad en la que dio sus primeros pasos profesionales, Rodolfo Irago recibió con orgullo el galardón que lleva el nombre del cámara ferrolano José Couso, asesinado en Irak "por ser el testigo molesto de una guerra ilegal". Anido e Irago criticaron una cierta "politización de la justicia" orquestada por grupúsculos, pero matizaron que no conviene desvirtuar la política por las maniobras de unos pocos. "Creo que la justicia está politizada, pero creo que en nuestro caso no tiene nada que ver", matizó Anido. Admiten que las presiones a los medios de comunicación han ido en aumento en la última década y que la crisis económica ha afectado muy gravemente a una profesión acosada por los cierres de empresas y el desempleo. Alertaron de los riesgos de "una autocensura mucho peor que la censura" entre los periodistas que se contienen por temor a perder su trabajo y la incertidumbre de una era tecnológica que pone en jaque a los medios tradicionales pero que también ofrece nuevas formas de contar historias.

A punto de cumplir medio siglo, Daniel Anido (Begonte-Lugo, 1960), se licenció en Periodismo en la Universidad del País Vasco y labró su carrera desde los micrófonos de la SER en Euskadi. En 2002, se incorporó a la redacción central y desde 2004 dirige la cadena. Rodolfo Irago (Vigo, 1966) lo sucedió como jefe de informativos. Este vigués dio sus primeros pasos en Radio Ferrol en 1987 y durante seis años, fue el director de informativos de la SER en Galicia. En 2000, pasó a la redacción central y ha dirigido los servicios informativos los últimos seis años.

Ambos participaron en la ofrenda floral ante el monumento Ás Ceibes en el centro de la ciudad, y recogieron su réplica de la escultura de Manuel Patinha en una gala que se cerró por la noche con un concierto por la Libertad de la Real Filharmonía de Galicia. El galardón no tiene dotación económica. Se creó en 2004 en recuerdo de José Couso y de todos los profesionales silenciados por defender el derecho a informar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2010