Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trillo basará el recurso del PP en la sentencia que proclamó la protección del 'nasciturus'

El Partido Popular está absolutamente decidido a presentar el recurso de constitucionalidad contra la ley del aborto que Mariano Rajoy ha prometido públicamente en varias ocasiones. Como es habitual, el PP apurará los plazos, pero la presentación es segura.

Un equipo dirigido por Federico Trillo, responsable de Justicia del partido -además de miembro del Opus Dei y, por tanto, abiertamente antiabortista, lleva semanas preparando el recurso.

El PP se ha especializado en los últimos años en cuestiones de constitucionalidad, y ya ha presentado varios recursos contra leyes muy significativas de la primera legislatura de Zapatero, como la del matrimonio homosexual, que está pendiente de fallo por parte del Constitucional, o el nuevo Estatuto de Cataluña.

El PP no quiere decir en público si derogará o no la nueva ley del aborto si llega al Gobierno en 2012. Los populares no quieren enemistarse el voto de centro, y prefieren mantener una cierta ambigüedad. Rajoy insiste en que el PP esperará a que se resuelva el recurso de constitucionalidad que va a presentar contra la ley, y actuará en consecuencia.

Sin embargo, los grupos antiabortistas más activos, como Hazteoír, le exigen cada semana al PP que se defina y aclare si va a derogar o no la ley en 2012. Se basan para ello en un dato claro: es más que probable que el Constitucional tarde años en resolver, y el PP aplique mientras tanto la ley socialista que tanto ha criticado. Es lo que sucedió con Aznar. Bajo su mandato se practicaron 500.000 abortos con la ley de 1985.

El equipo que dirige Trillo aún no ha comentado en qué consiste su recurso. Sin embargo, los populares han explicado en varias ocasiones, durante el largo debate político de la ley en el Congreso, que ellos van a centrar su argumentación en la sentencia del Constitucional de 1985, que despenalizó el aborto en tres supuestos.

Sostiene el PP que el Constitucional, en esa sentencia, defiende el derecho a la vida del nasciturus y sólo despenaliza. Creen que la ley actual, por el contrario, convierte el aborto en un derecho, algo que el PP considera inconstitucional en base a esa sentencia de 1985 a la que se aferrará su recurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2010