Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Caos aéreo en Europa

¿Quién decidió suspender los vuelos?

Tras días de parálisis, Bruselas reaparece para intentar gestionar la crisis - Se sospecha que el caos se generó por contagio a partir de una orden británica

La mitad del espacio aéreo europeo estará hoy libre de la nube volcánica, lo que permitirá que se realicen la mitad de los vuelos programados por las compañías aéreas, según Diego López Garrido, secretario de Estados para Asuntos Europeos. López Garrido realizó el pronóstico tras reunirse ayer en Eurocontrol, la agencia que tutela el tráfico aéreo en Europa, con Siim Kallas, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Transportes. Según Kallas, "la situación no es sostenible, y no se puede esperar hasta que la nube desaparezca" para tomar medidas.

La intención de reanudar los vuelos se ejecutará en dos pasos: una reunión técnica por la mañana coordinada por Eurocontrol, con presencia de la Comisión, responsables de aeropuertos y de líneas aéreas y otros implicados en el conflicto, para evaluar la situación y "adoptar la decisión que, manteniendo la seguridad como principal objetivo, permita abrir progresivamente el espacio aéreo europeo", según López Garrido y, por la tarde, otra cita, también por videoconferencia, de ministros de Transporte, que plasme en hechos el consejo técnico matutino. El objetivo es que lo pactado se aplique de forma coordinada, "aunque la decisión final sea de las autoridades nacionales y de los operadores", dice Kallas.

Según Eurocontrol, los responsables de cerrar los espacios aéreos son los países

Los convocados se verán muy influidos por el caos generado por decisiones tomadas a partir de supuestos teóricos que no han resistido el choque con la realidad, a juzgar por las pruebas realizadas por las compañías aéreas durante el fin de semana. López Garrido aludió ayer a ellas. "Los resultados son que no han notado influencia nociva", dijo. Tales experimentos "serán elementos a tener en cuenta".

Kallas reconoce que de esta peripecia deberán extraerse lecciones para el futuro, pero no llega a distanciarse del procedimiento, que tiene a las estimaciones del Centro Asesor sobre Cenizas Volcánicas (VAAC) de Londres como origen de las cuestionadas decisiones del cierre de espacios aéreos. "La seguridad es la principal prioridad y es irrenunciable", mantiene. "Las decisiones se deben adoptar y asumir sin interferencias políticas".

En Bruselas se acordó cancelar el consejo de ministros de Agricultura previsto para hoy en Luxemburgo, así como otras reuniones comunitarias en la propia capital y la cumbre UE-Pakistán del miércoles. La Comisión Europea ha creado un grupo de trabajo, encabezado por Kallas, con presencia del también vicepresidente Joaquín Almunia, para seguir de cerca de la situación con el foco puesto en los efectos económicos y en el turismo.

"Las cenizas volcánicas han creado una situación sin precedentes", subrayó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, al anunciar la formación del grupo, en el que también participará el comisario de Asuntos Económicos Olli Rehn. Se trata de "evaluar el impacto de la situación creada en la economía y en el sector del transporte turístico en particular". Barroso hace hincapié en que es importante que todas las medidas se adopten de forma coordinada.

Las pantallas del centro de gestión del flujo aéreo de Eurocontrol, que muestran en tiempo real la ocupación del espacio europeo, y que en condiciones normales semejan un hormiguero, estaban ayer prácticamente limpias, debido al progresivo cierre de los aeropuertos del sur del continente.

Joe Sultana, subdirector del centro de gestión, hace notar que Eurocontrol no determina sobre el cierre de los espacios aéreos, "una decisión que corresponde tomar a cada país". En el caso de España, es AENA. Las decisiones de estos días se basan en las previsiones de las agencias meteorológicas, en particular la islandesa, como país origen de la irregularidad, y del VAAC. En respuesta a quienes consideran que quizá se haya vuelto a pecar por exceso en la aplicación del principio de precaución, Sultana arguye que "las decisiones se adoptan en nombre de la seguridad de los pasajeros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de abril de 2010