Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex presidente kirguís dimitirá si se garantiza su inmunidad

El depuesto presidente de Kirguizistán, Kurmanbek Bakíev, aseguró ayer que dimitirá sólo si se garantiza su seguridad y la de su familia, poco después de que el Gobierno provisional formado por la oposición le privara de inmunidad.

"Renunciaré al cargo si garantizan mi seguridad y la de mis seres queridos", señaló Bakíev durante una rueda de prensa en la región de Jalalabad (sur), donde se encuentra refugiado desde que fuera depuesto el 7 de abril.

Las nuevas autoridades han emitido una orden de busca y captura contra Zhanish Bakíev, hermano del ex presidente y jefe del Servicio de Seguridad Estatal, por ordenar disparar contra los manifestantes durante los disturbios antigubernamentales que tuvieron lugar en Biskek, la capital, hace una semana.

Además, estudian procesar por corrupción a Maxim Bakíev, hijo menor del mandatario, que controlaba las finanzas de Kirguizistán, el país más pobre de Asia Central.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2010