Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La Mujer X, un nuevo linaje humano

El análisis genético de un hueso de hace 40.000 años revela una desconocida oleada de homínidos, distintos del 'sapiens' y el 'neandertal', que salieron de África

Unos homínidos que vivieron en Asia central hace unos 40.000 años eran los descendientes de una oleada migratoria desde África hasta ahora desconocida, aseguran científicos europeos. "Una criatura que no conocemos trajo este linaje desde África y lo hizo hace menos de un millón de años", explica Svante Pääbo , el más prestigioso especialista en ADN antiguo y director del trabajo que publica la revista Nature. Sin embargo, reconoce: "No podemos decir realmente cómo era esta criatura, ni si se conoce ya por fósiles hallados en otros sitios, pero nos da una nueva imagen, mucho más compleja, de nuestro pasado".

Estas sorprendentes conclusiones derivan del análisis genético de un fragmento del dedo pequeño de una mano infantil, de un niño o niña que vivió entre 48.000 y 30.000 años atrás en Siberia. Este fósil también ha revelado que en una pequeña zona convivieron neandertales, humanos modernos (de los que descendemos los actuales) y los nuevos homínidos, que Pääbo y sus colegas se abstienen de presentar, por ahora, como nueva especie. Dicen que en el laboratorio llaman al fósil Mujer X, simplemente, por la transmisión materna del ADN mitocondrial, que es lo que se ha estudiado, aunque no conocen su sexo.

El panorama evolutivo humano es cada vez más complejo

No se puede hablar todavía de nueva especie, se pudo cruzar con otras

Este análisis, si se confirma, sitúa definitivamente a la genética como auxiliar imprescindible de la paleontología, al menos para la época más reciente. Además, abre la vía para catalogar centenares de fósiles humanos no identificados con seguridad hasta ahora, especialmente en Asia, y conocer mejor la evolución humana.

"Hemos analizado el ADN mitocondrial del fragmento de dedo con las técnicas que desarrollamos para el ADN de neandertal", explica Johannes Krause, del laboratorio de Pääbo. La sorpresa fue que el análisis de esta máquina celular reveló grandes diferencias (hasta 400) con el ADN mitocondrial del hombre moderno y del neandertal. La conclusión es que pertenece a otro linaje extinto, hasta ahora no identificado. "Los neandertales y los hombres modernos divergieron evolutivamente hace medio millón de años aproximadamente, y el ancestro común de los tres linajes, incluido el nuevo, data de un millón de años", señala Pääbo.

El primer homínido que salió de África fue Homo erectus, hace unos 1,9 millones de años, y después hubo al menos otras dos oleadas, la de los antepasados del neandertal, hace entre 500.000 y 300.000 años, y el Homo sapiens, la especie actual, hace sólo 50.000 años, recuerdan los científicos. El problema es que únicamente se ha hecho análisis genético del neandertal, por lo que resulta imposible la comparación del supuesto nuevo homínido con los anteriores. Por eso Pääbo se niega a hablar de nueva especie y remite a cuando termine el análisis del ADN del núcleo celular, ya en marcha. "Era una nueva especie cuando surgió en África", dice, "pero lo que nosotros hemos analizado pudo ser fruto de un cruce posterior durante el que adquirió el ADN mitocondrial".

Krause, Pääbo y sus colegas de Rusia, EE UU y Austria están seguros de que la muestra no se ha contaminado, un gran riesgo en esta área, que falsearía los resultados. El yacimiento en el que se ha hallado el hueso analizado es un abrigo, la cueva de Denisova, que estuvo habitado desde hace 100.000 años. No se han encontrado en la cueva más que pequeños fragmentos de esqueleto, como el dedo y algunos dientes de este homínido desconocido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 2010