Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CÁMARA OCULTA

Películas en acción

No sólo de los Oscar vive el hombre. Mientras continúa la resaca sobre el vestuario de las estrellas -se ha hablado de trapos casi más que sobre los premios, qué pesadez- hay gentes que, pasando de todo ello, se afanan por difundir el cine con otras miras. Por ejemplo, ahí está el proyecto de Ibermedia Nuestro Cine/Nosso Cinema, que se presenta en el festival mexicano de Guadalajara que comienza hoy.

Se han propuesto dar difusión a 52 películas iberoamericanas a lo largo de cada año, una por semana, a través, por ahora, de 12 canales de televisión repartidos por América Latina. En esta primera entrega hay películas importantes, casi todas premiadas en festivales, elegidas proporcionalmente al volumen de producción de cada país, incluido España con seis títulos, a pesar de que no por ello TVE se haya sumado a la campaña. Spain is diferent, ya lo dijo Fraga. Una pena, tanto lo de Fraga como lo de TVE. Además de las españolas, habrá seis argentinas, seis mexicanas, seis brasileñas, cuatro colombianas, tres cubanas, tres venezolanas, tres peruanas, tres portuguesas, tres chilenas, dos bolivianas, dos uruguayas, una guatemalteca, una ecuatoriana, una portorriqueña, una costarricense...

Estos países, Spain incluido, no suelen tener fácil acceso a muchas de las películas hechas en la lengua que les es común, hipnotizados como están por la industria de Hollywood. Sólo de vez en cuando florece alguna de ellas, como ahora El secreto de sus ojos, que seguramente tendrá distribución por todas partes. Existen, sin embargo, otros muchos títulos que con similares merecimientos no consiguen dejarse ver, quedando prisioneros en sus lugares de origen. Bien sabemos que en todas partes hay películas buenas, malas y hasta infumables; pues bien, las elegidas por esta iniciativa de Ibermedia están entre las primeras. Ojalá logren interesar al público potencial de 50 millones de espectadores que han calculado modestamente. Les mueve la expectativa de que su plan abra un camino de salida a algunas de las angustias de los cineastas. Para empezar, ellos están actuando en lugar de gimotear, acción en vez de lágrimas. Un ejemplo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 2010