Rajoy evita obligarse a derogar la ley del aborto

Grupos provida presionan al PP, que deja el asunto al Constitucional

Desde que el Gobierno anunció que planeaba cambiar la ley del aborto, el PP insistió en que era un asunto que sólo dividía a la sociedad y que los ciudadanos no reclamaban una modificación. Pasado el tiempo, y aprobada la ley, el asunto está suponiendo un motivo de división en el electorado del PP. Los grupos antiabortistas presionan a los populares para que prometan que derogarán la ley si ganan las elecciones en 2012. Pero Mariano Rajoy evitó ayer comprometerse a ese escenario, muy improbable según todas las fuentes del PP consultadas.

En 1983, AP, antecesora del PP, recurrió la ley del aborto al Tribunal Constitucional, que despenalizó el aborto en tres supuestos en 1985. Cuando llegó al Gobierno, en 1996, el PP no tocó la ley, pese a tener en el Gobierno ministros democristianos como Jaime Mayor, o miembros del Opus Dei, como Federico Trillo. Durante los ocho años de Gobierno del PP se produjeron más de 500.000 abortos legales en España, sin que hubiera protestas significativas.

Más información

El PP pretende ahora repetir el esquema.Tiene tres meses para presentar un recurso al Constitucional, que ya está preparando un equipo dirigido por Trillo. Prefiere así dejar la patata caliente en manos del tribunal y evitar comprometerse a derogar la ley, como ya hizo con el matrimonio gay.

Eso es exactamente lo que hizo Rajoy ayer. Se le preguntó si derogará la ley del aborto si, como señalan las encuestas, gana las elecciones en 2012. "No será necesario", explicó. En su opinión la nueva norma "es contraria a la Constitución" y por tanto el tribunal la rechazará. Rajoy recordó que en la sentencia de 1985, el Constitucional defendió el derecho a la vida del nasciturus.

Sin embargo, este intento de Rajoy por pasar la pelota dejó muy insatisfecho al mundo antiabortista. El presidente de la plataforma HazteOír, Ignacio Arsuaga, acusó a Rajoy, de "no querer escuchar" a los manifestantes que el domingo reclamaron la abolición de la ley del aborto, informa Europa Press.

"El presidente del PP no puede delegar su responsabilidad como principal partido de la oposición en el Constitucional. El PP debe presentarse a las próximas elecciones generales con un compromiso claro para derogar esta ley", señaló Arsuaga.

A esa manifestación acudieron muy pocos dirigentes del Partido Popular. El único miembro de la cúpula fue Jaime Mayor, que precisamente confió durante la marcha en que el PP derogaría la ley, algo que desmintió ayer su líder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50