Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal cree que la continuidad de Garzón no daña la Justicia

Suspenderle ahora sería "contrario a la independencia"

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha informado al Consejo General del Poder Judicial que no procede la suspensión de funciones del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, porque de adoptarse ahora "sería contraria a las garantías de independencia e inamovilidad necesarias para el ejercicio de la función jurisdiccional".

Este informe responde a un escrito instado por la vocal del Consejo General del Poder Judicial Margarita Robles para "ganar tiempo" y relevar al juez antes incluso de que el Tribunal Supremo le siente en el banquillo. El informe del fiscal, que no es vinculante para el Poder Judicial, se refiere a los procesos abiertos a Garzón por su investigación del franquismo y por el patrocinio de cursos en Nueva York por el banco Santander, ya que cuando se recabó aún no se había admitido la querella por las escuchas del caso Gürtel.

El Poder Judicial pidió un informe para "ganar tiempo" en la suspensión

El teniente fiscal del Supremo, Juan José Martín Casallo, afirma en el escrito que la suspensión provisional de funciones de los jueces contra los que se haya admitido a trámite una querella no puede ser aplicada de forma "automática", porque sería "contrario a la lógica jurídica". Según la doctrina del Supremo que recoge el fiscal, el Poder Judicial debe examinar en cada caso concreto si la suspensión se justifica por "el buen gobierno judicial", o si la continuidad del juez querellado podría producir graves daños en la Justicia o comprometer la imagen de ésta ante los ciudadanos.

Estudiados los acuerdos del Consejo sobre suspensión de magistrados, el fiscal concluye que la regla general es suspender al juez en el momento de la apertura del juicio oral en el procedimiento abreviado, o al dictar auto de procesamiento en el procedimiento ordinario. El criterio anterior puede ser modificado si la querella contra el juez la interpone el ministerio fiscal y, excepcionalmente, si la querella de particulares la apoya el fiscal.

El fiscal no cree que la continuidad de Garzón en su juzgado de la Audiencia Nacional produzca daños al funcionamiento de la Justicia ni que por ello peligre la confianza de los ciudadanos, máxime porque las querellas sólo han sido admitidas a trámite, aún no hay apertura de juicio oral y el fiscal ha pedido el archivo por entender que los hechos no son constitutivos de delito.

El vicepresidente del Consejo del Poder Judicial, Fernando de Rosa, aseguró ayer que la decisión que adopte el Consejo sobre la suspensión no tendrá "nada que ver" con la tercera querella contra el magistrado. De Rosa indicó que el Consejo no actúa en función de las querellas ante el Tribunal Supremo y que Garzón será tratado "como cualquier otro juez".

El presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes (izquierda), habla con el vicepresidente del Poder Judicial, Fernando de Rosa, en presencia del secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo, en unas jornadas celebradas en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 2010