La OMS mantiene la alerta por gripe por su impacto en África y Asia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido mantener "durante varias semanas" el actual nivel de alerta ante la nueva gripe. Éste se sitúa en lo que se ha definido como "post-pico" (post peak en inglés), porque la mayor incidencia de este invierno ya ha pasado, pero el virus no ha desaparecido. Así lo explicó ayer Keiji Fukuda, máximo responsable del organismo en este asunto, y lo confirmó una nota de la OMS atribuida a su directora, Margaret Chan.

La organización mantiene este estado (el intermedio entre el de pandemia y su fin), entre otras cosas, porque aunque en América del Norte y Europa occidental la incidencia de la gripe -sea del virus que sea- es más baja que la normal en estas fechas, hay un aumento de casos en África occidental, y un mantenimiento de la incidencia en el este de Europa y Asia central.

Más información
Los asesores del Gobierno de EE UU aconsejan la vacunación universal contra la gripe
El primer informe sobre el manejo de la gripe A por la OMS no estará hasta mayo

Además, los expertos del Comité de Emergencia -que son los que asesoran a la OMS- alertaron después de una reunión mantenida el martes, de que la situación en el hemisferio sur es incierta. Ahí están ahora en verano, y se espera una nueva oleada de gripe.

Con estas dos razones, la OMS mantiene sus recomendaciones: no prohibir los viajes, aunque sí aconsejar a los enfermos que no se desplacen, y estar atentos ante aumentos de casos de neumonía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS