Una empresa francesa prefiere vender antes de ser expropiada

Antes de que fuesen también expropiados sus supermercados en Venezuela, el grupo Casino ha decidido venderlos al Gobierno. El sábado, el presidente, Hugo Chávez, anunció haber aceptado la propuesta de la firma francesa y que comprará el 80% de las acciones que posee Casino en la empresa Cativen, propietaria de los hipermercados Éxito, que ya habían sido confiscados por el Gobierno, y de la cadena de automercados Cada.

Chávez lo ha dicho durante la reinauguración de uno de los locales de Éxito que fueron confiscados a mediados de enero, y que ahora ha sido rebautizado como Hipermercado Bicentenario. Además de los seis almacenes que ya fueron expropiados a Éxito, el Gobierno adquirirá con esta operación los 35 supermercados de la cadena Cada, ocho centros de distribución y una flota de casi 100 camiones, que ahora serán "del pueblo".

Más información
Chávez pierde fuelle

El grupo francés Casino posee el 67,1% de las acciones de Cativen. El resto pertenece al grupo colombiano Éxito y a las Empresas Polar, de Venezuela. Entre todos, ahora que el Estado comenzará a formar parte del negocio, "haríamos una empresa mixta, con mayoría venezolana", dijo Chávez. El presidente no precisó cuánto dinero entregará a Casino por la operación; sólo dijo que se pactará "el precio justo" con los franceses.

El Gobierno de Chávez también es propietario de la red de mercados populares Mercal y de la cadena de tiendas Pdval, que administra la estatal Petróleos de Venezuela. Ambas cadenas ofrecen a los venezolanos la posibilidad de comprar alimentos a precios muy económicos. Eso sí: sólo lo que hay. Según la encuestadora Datanálisis, es en estos mercados donde se ha registrado la mayor escasez de productos: mientras el promedio nacional es del 16%, en Mercal y Pdval supera el 45%.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS