Puñetazos retransmitidos en Twitter

Un médico cuenta en la red social una agresión en su centro de salud

El disgusto fue tal que, ayer, cuando ya hacía casi 24 horas del suceso, el doctor Casado escribía en su cuenta de Twitter: "Empezando la consulta con el susto de ayer todavía en el ambiente del centro de salud. Al menos hoy hay guarda jurado a la entrada". El día anterior Fernando Casado estuvo relatando en el sistema de microblogging Twitter el día a día de su consulta en el centro de salud Alameda, en el centro de la capital. Lo mismo que hace varias veces al día y que le ha valido el sobrenombre de Doctor Twitter entre la comunidad de microbloggers.

El jueves, sin embargo, una entrada destacaba entre los avisos habituales ("Rec[ordato-rio] a pacientes: hoy la consulta empieza a las 16.00") y las reflexiones sobre la carga burocrática que soportan los médicos de primaria. Casado escribía el día 11, a las ocho y cuarto de la mañana: "Estamos desprotegidos: varios profesionales de este centro han sido hoy agredidos, física y luego verbalmente. No hay derecho".

El mensaje no pasa inadvertido para otro compañero, también médico con cuenta en Twitter, que le pregunta: "¿Qué ha pasado?". Casado responde casi al instante y en apenas 30 palabras explica que un paciente ha agredido a una médica que no quería hacerle una receta. Al verlo, otro compañero media y se lleva "una hostia". Al parecer, luego llega la madre del paciente y sigue la bulla. El twit de respuesta fue borrado ayer por la tarde. El médico no quiso comentar el suceso con el EL PAÍS.

Denuncia en el juzgado

La Consejería de Sanidad confirmó que se había producido la agresión, de consecuencias "leves", pero rehusó ofrecer más detalles "por una cuestión de confidencialidad", aseguró una portavoz. Eso sí, anunció que Sanidad va a presentar una denuncia en el juzgado. La policía tuvo que acudir al centro de salud. Cuando llegó la patrulla, el paciente ya no estaba allí. "Hay denuncias cruzadas, que se han enviado al juzgado", aseguró un portavoz.

Casado usa habitualmente el Twitter para comunicarse con sus pacientes. Les explica, por ejemplo, si va con retraso o si ha surgido una urgencia. "Por falta de tiempo, este sistema me ha parecido muy bueno. Lo actualizo desde el ordenador de la consulta en menos de 30 segundos", contaba a finales de diciembre en una entrevista con este periódico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de febrero de 2010.