Reportaje:

El cerebro 'habla' solo

Las áreas del lenguaje de algunas personas que se encuentran en estado vegetativo son capaces de 'responder' sí o no a preguntas sencillas

Una persona puede estar aparentemente desconectada de la realidad (en estado vegetativo) y, sin embargo, ser capaz de reaccionar a algunos estímulos. Es lo que ha pasado con cinco pacientes de un ensayo realizado por las Universidades de Cambridge (Reino Unido) y Lieja (Bélgica) con 54 personas. De los cinco en los que se apreció respuesta, cuatro estaban en estado vegetativo (el término correcto para lo que se conoce vulgarmente como un coma de larga duración, en el que no hay respuesta consciente a ningún estímulo) y el quinto tenía un estado de mínima consciencia. En el trabajo, que publica New England Journal of Medicine, se destaca el caso de un hombre que en 2003, cuando tenía 29 años, sufrió un accidente de tráfico, y cuyo cerebro fue capaz de responder a preguntas sencillas (que se pueden contestar con un sí o un no).

Los pacientes no reaccionaron de manera visible a los estímulos verbales

Obviamente, este órgano no se manifiesta (y mucho menos lo hace la persona), pero las nuevas técnicas de resonancia magnética funcional permiten saber qué áreas se activan al recibir los estímulos. Por ejemplo, al hombre del accidente se le preguntó si su padre se llamaba Thomas, o si tenía más hermanos. El resultado fue que se ponían en marcha las zonas del sí cuando esa era la respuesta (el padre se llamaba Thomas, efectivamente), o las del no si había que negar (no, no tenía más hermanos). Esto se comprobó comparando las áreas activadas con las de un grupo de voluntarios, y se vio que eran las mismas.

En ninguno de los cinco casos se observó que hubiera manifestaciones coherentes físicas (los pacientes en estado vegetativo a veces se mueven o emiten sonidos, pero es más por reflejo): ni miradas, ni movimientos de manos, ni ninguna otra señal que indicara un intento de comunicación.

"Esto no es más que el principio, pero esta técnica podría permitir a los pacientes expresar sus sentimientos [si se les hacen las preguntas adecuadas], tomar decisiones sobre su estado y mejorar sus condiciones de vida", ha dicho Steven Laureys, del Grupo de Ciencias del Coma de la Universidad de Lieja en un comunicado. Es el mismo grupo que en noviembre informó de que había conseguido que un hombre se comunicara después de 23 años de inconsciencia.

El experto español David Pérez Martínez, de la Sociedad Española de Neurología, prefiere la cautela. "En 2005 y 2006 el propio Adrian Owen [uno de los autores de este artículo] ya demostró que en algunos pacientes en estado vegetativo había alguna actividad mental", comenta.

Y es que la frontera entre la consciencia y la inconsciencia es cada vez más difusa. Los científicos distinguen ya entre cuatro situaciones. En los extremos, el coma -"trastorno agudo en que el paciente no responde a los estímulos", explica el neurólogo-, y la plena consciencia. En medio, el estado vegetativo (transitorio o permanente) y el de mínima consciencia.

Es en estos estados en los que la técnica puede ser útil, indica Pérez Martínez, quien señala que, sobre todo, puede servir para identificar aquellos pacientes con más posibilidades de salir y pasar a un estado de mínima consciencia o a recuperarse.

De lo que duda el experto español es de que en ese estado se pueda pedir al paciente que tome decisiones (Laureys señala que podrían opinar sobre si quieren la eutanasia). "Ya en 2007 se vio en un estudio con siete pacientes en estado vegetativo que en aproximadamente la mitad se activaban las áreas del cerebro del lenguaje cuando se les hablaba". Antes de dar esperanzas, habría que ver si "es algo voluntario o reflejo", o si no se estará trabajando con pacientes "subseleccionados por su buen pronóstico", señala el médico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de febrero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50