Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG pide un pacto estatal de educación que respete las lenguas

El BNG estableció ayer una premisa indispensable para apoyar el pacto de educación que plantea el ministerio. "Desde Galicia no podríamos llegar a un acuerdo donde no se reconozca y no se respete la pluralidad lingüística y cultural. No podemos entender ninguna educación donde el gallego no esté en igualdad de condiciones", señaló la diputada nacionalista María Olaia Fernández Davila, que ayer se reunió con el ministro Ángel Gabilondo.

La parlamentaria, además, advirtió de que los grupos minoritarios podrían quedar excluidos de un pacto de educación si el PSOE planteara cambios normativos en educación que tengan dos tercios de respaldo parlamentario, pues sólo bastaría el apoyo del PP.

Fue el inicio de la ronda de reuniones del ministro con portavoces de las minorías parlamentarias previa a su comparecencia de mañana en el Congreso para explicar cómo avanzan las negociaciones para lograr un Pacto Político y Social por la Educación. La reunión duró alrededor de una hora y fue, según la diputada nacionalista, "cordial". Le transmitió a Gabilondo que "un aspecto fundamental para el BNG es que el pacto defienda la enseñanza pública frente a las políticas de apoyo a la privada concertada que se está haciendo hoy, sobre todo en Formación Profesional desde la aprobación en 2002 de la ley promovida por el PP".

Divergencias con el PP

Fernández Davila precisó que el rechazo del BNG consiste en que su posición es "completamente diferente" a la del PP en cuanto a la educación pública, la política de conciertos y la cuestión lingüística. Ha negado que el BNG no quiera llegar a ningún acuerdo con este partido, sino que no comparte políticas como el incremento de los conciertos de la administración pública con las entidades privadas o que el Estado recupere competencias autonómicas en un proceso de "recentralización".

Insistió en que la educación tenga en cuenta que el gallego es la lengua propia de Galicia a la hora de la enseñanza de las distintas asignaturas, el respeto del plurilingüismo y culturas de España, que se potencie la enseñanza pública, respeto de las competencias autonómicas y avanzar en el laicismo en la educación. Otros asuntos por los que se interesó son las becas, la financiación de la educación en general y de las universidades en particular y el carácter orientador de cuarto de ESO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de febrero de 2010