Reportaje:

Los primeros europeos en jubilarse a los 67

La reforma de las pensiones amplía la base de cálculo de la cotización

España es uno de los 10 países de la OCDE que quiere retrasar la edad legal de jubilación, de los 65 a los 67 años, en la que se ha convertido en la principal y más polémica medida de una reforma de pensiones que ha levantado ampollas en los sindicatos y la oposición al Gobierno.

- Trabajar hasta los 67. Si el plan de Zapatero sale adelante tal y como lo ha concebido, los españoles serán los primeros europeos, juntos a los holandeses, en jubilarse a los 67 años. El Gobierno ha calculado que los 8,6 millones de pensiones que hay que pagar este año se convertirán en 15,3 millones en 2040. Para contrarrestar el envejecimiento de la población, el Gobierno ha decidido aplazar la edad de jubilación hasta los 67 años de forma paulatina a partir de 2013, añadiendo dos meses de trabajo por año, con lo que la reforma culminaría en 2025. Es decir, que se jubilarán a los 67 todos los nacidos a partir de 1959.

Más información
"No temo el debate de la jubilación"
La OCDE aconseja a España ajustar la jubilación a la esperanza de vida
CC OO y UGT se manifestarán contra la reforma de las pensiones

Reino Unido ha optado por fijar la edad de jubilación a los 68, pero lo empezará a aplicar más tarde, en 2024, y lo culminará en 2046. Alemania, por ejemplo, también ha apostado por los 67, pero su reforma no acabará hasta 2029. Los españoles y los holandeses estrenarán en 2025 la jubilación a los 67.

- Prejubilaciones sólo a partir de los 58. Para evitar la contradicción de que en un país donde la edad legal de jubilación está en los 67 años haya prejubilados a partir de los 52 (en estos casos la empresa cotiza por el empleo hasta su edad oficial de jubilación), el Ejecutivo limita el retiro anticipado a los que tengan al menos 58 años; y evitar también un "uso indebido del despido" como vía para la jubilación anticipada, en la que el trabajador cobra la prestación de paro hasta la jubilación.

- Viudos y huérfanos. En el caso de convivencias cortas y sin hijos, el Gobierno plantea que las pensiones de viudedad dejen de ser vitalicias y puedan sustituirse por una asignación temporal o indemnización puntual. Para los huérfanos, proyecta un pago fijo independientemente de la situación familiar, que ahora sí puede variar la cuantía, como por ejemplo el número de beneficiarios o la relación familiar entre los progenitores.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

- Cálculo de la pensión. Las pensiones se calculan hoy basándose en los últimos 15 años cotizados, que, normalmente, son aquellos en los que trabajador recibe mejor sueldo y por tanto logra una mejor pensión.

La reforma plantea ampliar este periodo -según el Gobierno, para no penalizar a aquellos despedidos al final de su vida laboral- y no contempla la "cotización a la carta" propuesta por los sindicatos: que el trabajador escoja los años de cotización. También estudiar cambiar el mínimo exigible para cobrar una pensión, que ahora son 15 años (35 para percibir el máximo).

- Autónomos. El Gobierno quiere limitar la libertad que tienen los autónomos de seleccionar la base sobre la que pagan la Seguridad Social, ya que de esa forma eligen las cantidades más elevadas al final de su vida laboral para obtener mejores prestaciones. En este capítulo, no concreta la fórmula para restringir esta práctica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS