Entrevista:MARÍA DUEÑAS | Escritora

"He querido rescatar del olvido las vidas de españoles en Marruecos"

Tuvo claro el escenario, Tánger y Tetuán. Y luego fueron los personajes los que casi sin quererlo fueron apareciendo y tomando el protagonismo que debían. El tiempo entre costuras (Temas de Hoy), de María Dueñas (Puertollano, Ciudad Real, 1964) se ha convertido en un fenómeno editorial al vender sin grandes campañas publicitarias 100.000 ejemplares en unos pocos meses. La novela persigue "avanzar por los mapas de la memoria y la nostalgia, transportar al lector al Marruecos colonial, al Madrid proalemán de la primera parte de la posguerra y a una Lisboa cosmopolita repleta de oportunistas, espías y refugiados sin rumbo", afirma la autora.

Dueñas, doctora en Filología Inglesa y profesora en la Universidad de Murcia, se trasladó durante unos meses al mundo de la ficción y la investigación para tramar una historia de conspiraciones, de espías y glamour. "Mis personajes no son héroes al uso, las circunstancias les obligan a tomar decisiones difíciles y comprometidas, pero en una situación como la que se vivió en España antes de la Guerra Civil, durante y después, era complicado no decantarse y mantenerse al margen de lo que ocurría", comenta.

La novela está llena de encuentros, ternura, traiciones y ángeles caídos

Más información

María Dueñas cuenta en El tiempo entre costuras la historia de Sira Quiroga, una joven modista empujada por el destino hacia un arriesgado compromiso en el que los patrones y las telas de su oficio se convertirán en la fachada de algo trascendental. Y, sobre todo, la autora ha querido "rescatar del olvido las vidas de muchas gentes que vivieron durante décadas en el Protectorado español en Marruecos y cuyas historias están casi desvanecidas de la memoria colectiva y apenas evocadas en la narrativa española contemporánea".

A Sira Quiroga, el hilo conductor de la novela, la define como "una mujer fuerte, con determinación y responsable que, después del primer tropezón de su vida, no estaba dispuesta a volver a fallar ni a su familia, ni a su país". La novela, de más de 600 páginas, está cargada de encuentros y desencuentros, de identidades encubiertas y quiebros inesperados; de ternura, traiciones y ángeles caídos.

Dos de los personajes que tienen especial importancia en el entramado de la historia son Juan Luis Beigbeder -por entonces coronel del Ejército nacional y alto comisario de España en Marruecos y después ministro de Exteriores del Gobierno de Franco- y su amante, la británica Rosalinda Fox. "Me entusiasmó la historia de ellos dos porque inicialmente resultaba increíble que en aquellos momentos pudiesen vivir un romance como el que vivieron".

Durante meses, la escritora consultó memorias, biografías, trabajos históricos y viajó a Marruecos varias veces. "Para poder recomponer los escenarios de Tánger y Tetuán he recurrido a testimonios de aquellos que vivieron ese entorno y ese tiempo en primera persona: algunos miembros de la Asociación La Medina y, sobre todo, mi propia familia materna, residente durante décadas en el Protectorado", indica Dueñas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50