Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:NIÑOS

Mi hijo me inspiró un nuevo negocio

Un crío siempre te cambia la vida. Pero a estos cinco padres la experiencia les sugirió, además, originales formas de ganarse el pan. Y de ofrecer innovadores servicios a otros como ellos.

El pasado mes de mayo, el músico británico Jarvis Cocker, antiguo miembro de la banda de britpop Pulp era invitado por el diario The Guardian como crítico musical, y no se le ocurrió nada mejor que incluir a su hijo Albert para que opinara sobre los lanzamientos de la semana. La idea de una estrella del rock publicitando de manera tan obvia el hecho de ser padre podría decir mucho sobre cómo han cambiado los tiempos. Marc Jacobs o Stella McCartney, diseñando ropa infantil, y festivales como Sónar, creando sesiones dedicadas a niños, confirman un cambio de paradigma en la industria infantil. Que sólo se entiende a través de los nuevos usos de los padres 2.0. Aquellos que lograron hacer de sus hobbies su medio de vida y aspiran a perpetuar su especie. "Somos parte de una generación distinta. La cultura sigue siendo importante para nosotros y no queremos dejar de ser parte de ella por el hecho de ser padres. Es más, deseamos compartirlo con ellos. Me encanta que mis hijas se interesen por cosas que me gustan y les he enseñado", comenta Sergio Caballero. Quince años atrás fue uno de los fundadores del festival de música avanzada Sónar, y hoy es padre de dos hijas y de Sónar Kids, un evento similar orientado al público infantil. En su primera edición (el pasado mes de junio) acogió a más de 5.000 espectadores que disfrutaron de 42 propuestas artísticas: sesiones de DJ, talleres de ilustración o multimedia. Por lo visto, un hijo es una oportunidad de reconversión profesional que no se debe dejar pasar. Permite entrar en un mercado en el que hay mucho por hacer y de la mano de tu vástago. Conciliación familiar en estado puro.

"No queremos dejar de ser parte de algo por el hecho de ser padres", cuenta el fundador del festival de música Sónar

"La ropa infantil y la puericultura es un mercado que, a pesar de la crisis, sigue creciendo", apunta Vicente Mompó, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Productos para la Infancia. "A ti te vale la misma cazadora que el año pasado, pero al niño no. España es el segundo productor europeo en este terreno, al mismo nivel de Italia. Pero para que las firmas españolas adquieran más reconocimiento hemos creado el proyecto Marca España". Esta iniciativa de denominación de origen fue presentada en FIMI, la feria de moda infantil que se celebra en Valencia dos veces al año. En 2009 fue la primera vez que se cedía un espacio a las firmas de tendencias: 20 expositores mostraron ropa infantil a la moda. Lili Guissets es la responsable de este evento. Según ella, "el mercado del niño ha cambiado con los padres, que hoy desean expresarse a través de sus hijos, del mismo modo que lo hacen con su actividad cultural o la decoración de su casa. En España jugamos con la ventaja de que hay una enorme tradición de gastar en el niño. Eso nos hace ser optimistas respeto al futuro".

Vestidos para el rock

Un ropero musical

Coni Díaz, 35 años, propietaria de la tienda Rock 01 Baby, www.rock01baby.com. Valentina Rossetti Díaz, 3 años.

Valentina está enfadada. Es difícil determinar por qué. Ni la aparición de una guitarra eléctrica de juguete le alivia. Y eso que este instrumento, para la hija de una estilista que montó una tienda de ropa en la que se venden camisetas de los Ramones, debería ejercer un poder de sugestión similar al que en generaciones anteriores tuvo la Barbie. Su madre se lo toma con filosofía. Los padres de hoy son distintos. Los niños, no. "Nuestra generación es más curiosa y rebelde. No nos conformamos con lo que se ha impuesto. Leemos y nos informamos sobre cómo será cada etapa de nuestros hijos", comenta la joven empresaria. La llegada de Valentina inspiró la creación de la tienda y ha servido como perfecto complemento a la maternidad. "Puedo aportar mi experiencia como madre en mi trabajo".

De la revista al disco

Todo es posible

Silvana Catazine, 34 años, y Josean Vilar, 36, fundadores de www.curryproducciones.com. Valentina Vilar Oliveira, 21 meses.

Hace poco más de un año, Silvana Catazine, una brasileña creativamente hiperactiva, paseaba por Barcelona y Valencia con un marido, una hija y una carpeta llena de ideas e incluso algún amago de plan de viabilidad económica. Hoy, Curry Producciones es una activa agencia creativa ligada al universo infantil. Editan la revista Naif -este mes sale la versión brasileña-, han editado un disco con música para niños en colaboración con Árbol, son los padres del proyecto Art Versus Malaria -que recauda fondos con el fin de erradicar la enfermedad con calendarios de artistas que participan en el Primavera Sound- y han sido invitados al prestigioso evento de diseño creativo que se celebra en Tokio, 100% Design. "Me identifico con madres culturalmente activas, que siguen viajando, yendo a conciertos y exposiciones. No sigo la inercia de la tradición. Me planteo la maternidad de un modo más amplio, buscando un equilibrio entre las inquietudes personales y las necesidades de un hijo".

Mini tendencias

El poder de la 'web'

Bárbara Martínez, 35 años, editora de la revista www.caosmagazine.com. Max Gil Martínez, 1 año.

Esta diseñadora gráfica que ha trabajado para la FNAC o el Festival Internacional de Benicàssim maneja desde casa la revista online de tendencias Caos. Una publicación sobre el universo infantil, pero desde un punto de vista moderno. Busca atraer a niños sin olvidar que, al final, los padres serán quienes la lean. Se fundó tras nacer Max y empieza a ser autosuficiente. Ejerce de punto de encuentro de padres con inquietudes similares. "El desarrollo de las nuevas tecnologías y de las redes sociales hacen que estemos más en contacto con otros padres. Es más fácil y rápido que te respondan cualquier duda en un foro. Estamos más informados, y eso se nota al educar a los hijos", comenta. Su trabajo la ha ayudado a descubrir tiendas, marcas o eventos, pero también le ha servido para confirmar que en el mercado español aún hay elementos que pulir. "Faltan espacios para compartir con tu hijo. Parques, tiendas… Todo está pensado para niños o para adultos, pero no para ambos a la vez".

Juguetes de antes

Para chavales de hoy

Fabien Cardinal, 38 años, propietario de la tienda Bateau Lune, www.bateaulune.com. Mia, 3 años. Lea, 8.

Fabien es un belga casado con una española. Desde que llegó a España, ha querido un negocio propio. Pensó en importar cerveza, pero la bebida no le gustaba como para ganarse la vida con ella. También pensó en los chocolates. Demasiado obvio. Con su mujer trabajando en una oficina y él como jefe de compras del Hard Rock Café de Barcelona, llegó su primera hija. "Vimos que había un problema con los juguetes en este país. A diferencia de Bélgica, aquí todo era muy corporativo". Así que abrió una tienda como las de antes, pero para los padres de ahora. Han pasado seis años. "Nos hemos hecho con una clientela fiel". Pelotas, arrastres, juegos de tela, balancines, puzzles, triciclos, marionetas… Y, además, si vas justo de tiempo o imaginación, organizan fiestas infantiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 2009

Más información