Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las nuevas maniobras de Cuba

La Habana desafía a Obama con los mayores ejercicios militares desde hace cinco años - Raúl Castro dice que la "confrontación con el imperio continúa"

Cuba es desde el jueves un gigantesco teatro de operaciones militares. Bastión 2009 es el nombre del juego de guerra, en el que participan centenares de tanques, equipos de artillería reactiva, cañones, aviones y barcos, además de cientos de miles de cubanos entre militares, reservistas y milicianos. Son las maniobras de mayor envergadura desde 2004, y eso pese a que la tensión entre La Habana y Washington se ha reducido notablemente con la Administración de Barack Obama. El Gobierno de Raúl Castro ha justificado la realización de Bastión en que la "confrontación entre Cuba y el imperio" se mantiene y porque "es necesario prepararse" para la eventualidad de una invasión.

Éste es el quinto ejercicio militar Bastión que se realiza desde el año 1980. Aquellas primeras maniobras se realizaron coincidiendo con la llegada al poder del republicano Ronald Reagan, con quien las tensiones cubano-norteamericanas se dispararon. La ex URSS aún existía cuando se repitieron las maniobras en 1983 y en 1986 (también con Reagan en el poder), y las últimas se realizaron en 2004, con George W. Bush en la Casa Blanca.

Ni la crisis cubana ni la mano tendida de EE UU han frenado la iniciativa

Éste es el primer Bastión que se efectúa con un presidente demócrata, justo cuando Obama acaba de decir que su país "no tiene intención de usar la fuerza militar en Cuba" y se ha pronunciado a favor de una "diplomacia directa y sin condiciones". Sin embargo, las autoridades cubanas no parecen dispuestas a fiarse de su viejo enemigo. "La confrontación entre ambos países puede hacerse más aguda, y tal situación cambiar en una semana, un mes o un año", aseguró a la televisión el segundo jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, general de División Leonardo Andollo. El militar insistió en que las maniobras son "defensivas" y parten de la estrategia de que "la mejor manera de ganar una guerra es evitándola".

La crisis, que galopa sobre Cuba y amenaza hasta con una quiebra financiera, no ha impedido el ejercicio militar. Por activa y por pasiva se asegura que las maniobras se realizan "con austeridad, pero con eficacia".

En los ejercicios Bastión anteriores se había partido de la hipótesis de una invasión norteamericana como el desencadenante de la guerra. En esta ocasión, el teatro de operaciones comienza "desde una situación de tiempo de paz", en el que, según Andollo, se prevé "el aumento de la actividad subversiva del enemigo, encaminada a provocar desorden social e ingobernabilidad, aprovechando para ello la situación que se ha creado (...) como consecuencia de la crisis financiera y económica mundial". Estos disturbios internos serían el preludio de la famosa intervención. La estrategia para impedirlo es la llamada "guerra de todo el pueblo". Se espera que cuatro millones de personas participen en las maniobras.

[Un grupo de 33 refugiados cubanos (29 adultos y cuatro niños) ha llegado en una embarcación hasta el canal de enfriamiento de agua de la central nuclear de Turkey Point, en Miami, informa Efe. Los cubanos desembarcaron en una zona que se suponía protegida. El servicio migratorio se ha hecho cargo de ellos, y las autoridades investigan el fallo en el control de seguridad de la central].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de noviembre de 2009