gastronomía
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Lista incongruente

La Guía Michelin España & Portugal 2010 ha saltado al mercado dejando al descubierto las mismas carencias de ediciones anteriores. Ni siquiera la aparente generosidad con la que los editores franceses han pretendido conmemorar su centenario en España (1910/2010) ha servido para maquillar los graves problemas de fondo que desde hace años aquejan al criterio de esta publicación en su versión ibérica.

Menosprecios escandalosos de ciertos restaurantes, arbitrariedad en las puntuaciones, descompensaciones en áreas geográficas y, sobre todo, agravios comparativos en relación con otros países europeos, vuelven a colocar en tela de juicio la credibilidad de la guía roja hispano-lusa.

Aunque la última cosecha (22 nuevas estrellas) pueda parecer positiva, nos seguimos alejando de nuestros vecinos europeos. Italia, por ejemplo, en 2010 ha merecido 31 galardones. Algo ocultan las restrictivas directrices editoriales que la fábrica de neumáticos francesa marca para el territorio ibérico. La Guía Michelin 2010 casi arrincona a nuestro país entre el furgón de cola europeo. ¿Dónde están las merecidas tres estrellas que nunca llegan para Mugaritz o El Poblet? ¿Y la segunda de Calima? ¿Por qué se empeñan en marginar el restaurante del Guggenheim? La lista de omisiones graves es interminable.

Más información
Un brillo insuficiente

El equipo de la guía enjuicia con criterios obsoletos y precisa entender la envergadura de muchos de los restaurantes españoles que minusvaloran.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS