El sector público tira de la I+D hasta cifras récord

El gasto español alcanzó en 2008 el 1,35% del PIB, todavía lejos de la media europea y del objetivo del 2%

El gasto en I+D en España alcanzó el 1,35% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2008, con un crecimiento del 10,2% respecto al año anterior. La cifra supone un récord histórico y acorta la diferencia española respecto a la media de la UE, pero ésta se sitúa aún por encima, con un 1,87%, según los datos de la Estadística sobre Actividades en I+D, presentada ayer por el Instituto Nacional de Estadística. España tenía como objetivo alcanzar el 2% del PIB dedicado a I+D en 2011, algo que resulta ya inalcanzable con la situación de 2009, en que ya se sufren los efectos de la crisis, y con los presupuestos de fuertes recortes planteados para 2010. Tampoco la UE va a alcanzar su objetivo del 3% en 2010, cuando incluso ha bajado ligeramente en 2008 respecto a 2007 (1,91%). España llegó en 2003 al 1% del PIB en I+D.

Las metas fijadas son inalcanzables dados los recortes previstos para 2010
Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña lideran el esfuerzo por comunidades

Más información

El incremento de los gastos internos totales en I+D ha sido espectacular, de tal manera que "en cuatro años [hasta 2008] se ha invertido el equivalente a los 12 años precedentes", comentó ayer Fernando Cortina, subdirector general de Estadísticas de Empresas del INE, en la presentación del informe en la Fundación Cotec. Por comunidades autónomas, las que realizaron mayor esfuerzo en ciencia y tecnología el año pasado fueron Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña, y sólo Madrid alcanzó el 2%. Ceuta y Melilla, Baleares y Canarias están en los puestos de cola.

En el desglose de datos por sectores, se aprecia que el privado ejecutó un 54,9% del total, frente a 55,9% del año pasado. Es notable la caída de los fondos procedentes del extranjero (un 10%), que corresponden a la financiación captada en el programa Marco de la UE y las inversiones de las multinacionales en sus centros en España.

El INE destaca que el crecimiento de la inversión en ciencia y tecnología registrado el año pasado se debe, sobre todo, al sector público (un 13,8% de crecimiento de gasto respecto a 2007), mientras que el sector empresarial aumentó un 8,3%. El aumento es notable teniendo en cuenta la crisis económica que ya se manifestó el año pasado, pero hay que tener en cuenta que las actividades de I+D se hacen con planificación adelantada, señaló Cortina. También es significativo este crecimiento del gasto empresarial español en 2008, cuando en otros países del entorno ha caído, y se debe probablemente al peso de las ayudas públicas a las empresas.

"Los resultados demuestran la efectividad del aumento presupuestario de la legislatura pasada; los fondos con origen en las administraciones públicas crecieron un 15% y permitieron consolidar las inversiones en universidades y Organismos Públicos de Investigación, a la vez que sostuvieron la inversión empresarial en I+D (que creció un 9%)", analiza Luis Sanz, director del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC y presidente del Comité de Política Científica y Tecnológica de la OCDE. "Esto es muy relevante con relación a lo que está ocurriendo en otros países (caída de la inversión empresarial) y lo que ocurrió en 1991 en España, donde la caída de la inversión privada en I+D fue el detonante del colapso del ciclo de crecimiento de los años ochenta".

Un dato notable es el crecimiento del número de investigadores, que ha subido un 7% en 2008, alcanzando los 130.966. El incremento acumulado desde 2004 es del 30%. "Destaca este continuo crecimiento del empleo en la I+D, que es la pieza fundamental para consolidar el crecimiento del sistema", dice Sanz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de noviembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50