EE UU registra ya 4.000 muertos por gripe A, 540 de ellos niños

La tasa de menores fallecidos sextuplica la que se produce por gripe común

La nueva gripe ha matado ya a alrededor de 3.900 estadounidenses -incluyendo 540 niños- desde la detección del primer caso en el mes de abril. Una cifra seis veces superior a la que había anunciado antes el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC) y que corresponde a la tasa de gripe común. "Lo que estamos viendo en 2009 no tiene precedentes", dijo ayer Anne Schuchat, directora del (CDC). Para esta institución, esta es la peor gripe a la que se enfrenta el país desde 1997. Y parece que el pico de contagios aún no ha terminado de llegar.

Hasta ahora, el virus H1N1 ha infectado a 22 millones de estadounidenses, ocho de ellos niños. Además, unas 98.000 personas han sido hospitalizadas a causa de este virus. Tanto, que a finales de octubre el presidente Obama declaró el estado de emergencia sanitaria por la pandemia. En Estados Unidos, el promedio de una temporada de gripe común puede causar 36.000 fallecimientos y 200.000 hospitalizaciones. El 90% de estas muertes e ingresos se da en personas mayores de 65 años. Pero, con H1N1, el 90% de los infectados y enfermos graves son adultos jóvenes y niños. El virus afecta más a esta franja de edad. Lo confirman los datos: la tasa de menores fallecidos es seis veces superior a la que se produce por la gripe estacional (82).

Más información
Sanidad llama a 1,12 millones de personas a vacunarse de la gripe A

En España, el H1N1 se ha cobrado ya 88 vidas, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad. Quince de ellas esta última semana. La cifra de afectados por la nueva gripe asciende ya a más de medio millón de personas y aumentando. El pico de contagios se producirá la última semana de noviembre o la primera de diciembre, según aseguró esta semana la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez. Sólo en la semana del 1 al 7 de noviembre se produjeron 145.113 nuevos contagios, 20.000 más que la semana anterior. La mayoría de ello fueron enfermos leves.

Sin embargo, para evitar que los casos se agraven, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió ayer de que los infectados de H1N1 que pertenezcan a algún grupo de riesgo, los casos con síntomas graves y los pacientes que hayan sufrido neumonía deben tomar antivirales pronto. Un punto en el que España flaquea. Sólo el 7% de los graves ingresados había tomado Tamiflu antes de que se cumpliesen 48 horas desde que se iniciaron los síntomas, algo clave para que el tratamiento sea efectivo. "Ahora sabemos la importancia del tratamiento temprano para prevenir los casos severos. Esta atención rápida puede salvar vidas", ha explicado Nikki Shindo, responsable médico del programa mundial de gripe de la OMS.

Así, según esta organización, las embarazadas y los enfermos crónicos, pero también los niños menores de dos años que padezcan la enfermedad deben recibir el tratamiento con antivirales.

Una joven se vacuna de la gripe H1N1, en un hospital de Nueva York.
Una joven se vacuna de la gripe H1N1, en un hospital de Nueva York.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS