Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Güemes alojó en su 'blog' ataques a gays y a mujeres que abortan

El consejero y portavoz del PP dice que ha pagado "la novatada" de no filtrar comentarios, que estuvieron una semana en la página

Hace algún tiempo, dentro de una iniciativa del Instituto Cervantes, Juan José Güemes tuvo la idea de inventarse una nueva palabra: progresí. La definió como la "neolengua que el PSOE trata de imponer en el Reino de España para impedir que las personas puedan expresar críticas, opiniones y llamar a las cosas por su nombre". Pero la ocurrencia le ha salido rana al consejero de Sanidad, y portavoz del PP madrileño, que creó en su blog personal un "diccionario" con definiciones de esta neolengua. Hasta ayer, en él se recogían numerosos insultos y afirmaciones como que "el aborto es el derecho que les otorgan los socialistas a las mujeres para asesinar a un ser vivo y humano a cambio de votos".

"He pagado la novatada", es la explicación de Juan José Güemes. El consejero asegura que sólo dos de las definiciones del diccionario progresí son suyas y que el resto se le ha "colado" como comentarios de terceros. "Nada más lejos de mis convicciones políticas y de mi forma de ser que las afirmaciones que puedan ser ofensivas respecto a las creencias o la forma de pensar". Este diccionario progresí desapareció ayer del blog de Güemes, alojado en la página web del PP madrileño, y en su lugar el consejero incluyó una "nota aclaratoria" por la polémica levantada. En el diccionario se definía gay como "homosexual con estudios que, haciendo uso de sus conocimientos, consigue prebendas políticas y subvenciones del erario público", se calificaba como "ciudadasnos" a los votantes del PSOE o se ironizaba con el feminismo. "No soy ni homófobo ni machista", asegura el consejero de Sanidad, "y pido perdón a todo el que se haya podido sentir ofendido".

"Para descalificaciones, simplemente basta una, la que él mismo se hace de sí mismo al pensar y escribir estas definiciones y publicarlas", afirmó ayer Carmen Toledano, secretaria de Política e Igualdad del PSM. Reyes Montiel, parlamentaria de IU, puntualizaba en su blog que "no hay que echarle la culpa a la herramienta. El que es maleducado lo es en su blog, en su Facebook y en su vida normal".

Güemes explicó que el diccionario "llevaba alrededor de una semana" en su blog, abierto el pasado 5 de mayo. Hasta ayer martes, asegura el consejero, no vio estos comentarios insultantes y vejatorios, que ahora ha eliminado. "No tengo tiempo para vigilar todos", se excusa; "a partir de ahora los revisaré y, en contra de mi intención inicial, filtraré los comentarios"."Jamás he insultado a nadie", aseguró ayer Güemes. Pero, en su nombre, bajo su foto y dentro de su blog personal, por ejemplo, se llamaba "gente rica disfrazada de palestinos pobres" a la "gente de izquierdas con gustos propios de una clase social acomodada (es la definición del "pijo-progre"); hay sitio también para definir un "trágico accidente mortal" como "atentado terrorista con muertos, siempre que el asesino sea etarra".

El consejero de Sanidad y portavoz popular se escuda en que "sólo quería crear un diccionario de eufemismos y lenguaje políticamente correcto". Y, asegura, él sólo añadió dos entradas. La definición de progresí y la de trasvase: "Conducción temporal de aguas en cuenca". El resto las iban añadiendo terceras personas en el blog o a través de la página de Facebook de Güemes.

"En este diccionario han ido escribiendo ciudadanos anónimos que han arrojado algunas definiciones que, tengan por seguro, si hubiera conocido habría eliminado por completo", explicaba ayer en la última entrada del blog. E incluso añadió el enlace a una página en la que aparecían muchos de estos comentarios. La mayoría son descalificaciones al Gobierno socialista, su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y sus votantes, con calificativos como zejateros, zapatoso, comunismo-caviar, socialistos, o deleire ("secretaria de Organización del PSOE que cree ver acontecimientos planetarios protagonizados por ZP").

Los comentarios no se quedan ahí y afectan a otros colectivos o polémicas de actualidad. Desde el movimiento feminista a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, las células madre, la alianza de civilizaciones o el Plan E. El diccionario creado por Güemes habla también del Guantánamo electoral: "Terminología propia del nacionalismo vasco y, en ocasiones, compartida por el PSOE, alusiva a las trabas que se imponen a los partidos proetarras para que puedan concurrir a elecciones".

"Se me han colado", asume Güemes, que pide que se le critique por lo que dice, pero "no por lo de terceros". Asegura que apenas utiliza su blog, y que sólo se suele conectar a Internet con su teléfono para revisar "de vez en cuando" su Facebook. La bitácora digital del consejero tuvo, sólo ayer, tres entradas. "Se generan automáticamente con mi agenda", es la explicación de Güemes.

Las definiciones más polémicas

- Aborto: interrupción voluntaria del embarazo por egoísmo

o falta de opciones de una niña o mujer. Dícese también

del derecho que les otorgan los socialistos a las mujeres

para asesinar a un ser vivo y humano a cambio de votos.

- Gay: homosexual con estudios que, haciendo uso de sus conocimientos, consigue prebendas políticas y subvenciones

del erario público, con la anuencia de toda la izquierda española.

- Memoria Histórica: memoria selectiva e, incluso alterada,

de aquellos acontecimientos históricos acaecidos en España,

en los últimos 70 años, que pretende premiar a una mitad

de la población, defenestrando al tiempo a la otra mitad.

- Bautizo civil: suerte de aguadilla a un menor indefenso,

en pro del laicismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de noviembre de 2009

Más información