Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG pide un pacto para evitar absorciones foráneas

El BNG propuso ayer un acuerdo de todas las fuerzas políticas para "mantener la galleguidad de las cajas de ahorros y modificar la ley que las regula". El objetivo de este pacto sería el de "blindar el futuro de las cajas gallegas", según expuso el portavoz nacional de la formación, Guillerme Vázquez, a cuyo efecto los centros de decisión de las mismas han de quedarse en Galicia.

El portavoz nacional del BNG advirtió, en alusión tanto al presidente de la Xunta como al PSOE, de que "no es responsable la postura de no pronunciarse y esperar a ver qué decisión toma el Banco de España o, con todos los respetos, los actuales directivos de las dos cajas"."Necesitamos una postura nacional gallega y el presidente de la Xunta debería liderar el proceso en ese sentido para evitar que los centros de decisión financiera marchen del país, un riesgo que se corre en el actual momento por la vía de la absorción por otra entidad foránea", añadió Vázquez, para quien "la cuestión que se debate en este momento no es la de caja del norte o caja del sur, si tenemos una o dos, sino que lo que está en juego es si tenemos cajas gallegas o no".

Vázquez recordó que las cajas recogen más del 50% de los ahorros de los gallegos y conceden más del 50% del crédito. Por eso, además de mantener su galleguidad, el BNG propone una reforma de la Lei de Caixas "para incidir en la orientación pública del ahorro de los gallegos, precisamente en un momento en que el principal problema que tienen la empresa como los particulares es la falta de crédito".

"Queremos reformar la Lei de Caixas no para practicar el nepotismo de Rajoy y Aguirre, sino para profundizar en su democratización y transparencia y para mejorar su coordinación con la Xunta al servicio de la economía de Galicia", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de noviembre de 2009