El descuento del fármaco genérico no llega al consumidor

La llegada de los medicamentos genéricos a España ha traído consigo una rebaja paulatina de los precios de venta al público de los fármacos más antiguos. Pero el ahorro podría haber sido mucho mayor: lo ha impedido el sistema de precios de referencia, un máximo en el precio de venta al público que fija el Gobierno con periodicidad anual, y que, en la práctica, se convierte también en el mínimo. Así se desprende de un estudio de la Autoridad Catalana de la Competencia, cuya principal conclusión es que mientras las farmacias obtienen descuentos medios de casi el 41% (con una horquilla que va entre el 10% y el 70%), gracias al mayor número de competidores genéricos, éstos no se trasladan a los precios de venta al público.

El resultado es que "sólo engordan los márgenes regulados en la cadena de distribución del medicamento, es decir, los de las farmacias", explica el presidente de la Autoridad, Arseni Gibert. La muestra del estudio es de ocho principios activos, que representan casi el 80% del mercado. Entre ellos, el ibuprofeno, amlodipinio, omeprazol o paroxetina.

Esta disfunción se debe a que el precio de referencia de un medicamento queda fijado por el Sistema Nacional de Salud, lo que elimina la competencia entre fabricantes. Según los expertos, es bueno para forzar al principio la rebaja de los fármacos, pero cuando en un determinado principio activo la competencia es alta, los precios de referencia deberían desaparecer.

Aeseg, la patronal de los genéricos, recuerda que en una década la introducción de los medicamentos genéricos ha supuesto un ahorro de más de 10.000 millones de euros al sector público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de octubre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50