Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EL ESTADO DE MICROSOFT

Windows Mobile, a la caza del 'smartphone'

Microsoft trabaja a contrarreloj para incluir sus Windows Mobile en los celulares, lejos del liderazgo de Nokia y amenazado por el Android de Google y el exclusivo iPhone -La nueva versión 6.5 ofrece más versatilidad y un mercado de aplicaciones abierto a todos los desarrolladores

Si hiciéramos una encuesta entre usuarios de teléfonos móviles -y hay más de 44 millones de líneas sólo en España- ni siquiera el 0,001% de ellos sabría con qué sistema operativo funciona su terminal. El cliente identifica su móvil con otras características mucho menos estratégicas. De hecho, los barómetros de hábitos de consumo que hace periódicamente The Phone House, la mayor cadena de distribución de teléfonos, demuestran que el primer motivo por el que se cambia de móvil son las promociones ,y el segundo, la avería. A la hora de comprar otro terminal, los potenciales compradores se fijan en la cámara de fotos que incorporan.

Con esta introducción, resulta difícil comprender el revuelo empresarial y, sobre todo, mediático, que se ha armado respecto a la batalla de los sistemas operativos en el móvil. Pero el asunto no es baladí. El móvil es el aparato más popular con el que convive la humanidad.

Hay 4.000 millones de ellos repartidos por el mundo. Los ordenadores apenas superan los 1.000 millones. Hacerse con ese mercado no deja de ser un bocado apetitoso. Microsoft ya lo hizo hace dos décadas en el terreno de la informática con su tan exitoso como controvertido Windows y, desde entonces, no ha soltado ese liderazgo. Ahora nadie quiere dejarle al gigante el terreno libre en el mundo celular.

Symbian

Un sistema operativo controla todo el funcionamiento de un aparato (ya sea el pecé o el móvil), desde la apertura del menú al almacenamiento de archivos, las instalaciones de aplicaciones o la compatibilidad con otros programas externos.

En el móvil, el gigante es Symbian, el sistema operativo apadrinado por Nokia. Si tenemos en cuenta que casi la mitad de los móviles llevan la marca finlandesa es fácil deducir que más del 50% de los móviles se equipan con este sistema. Sin embargo, lo que cuenta no es el mercado total, sino el de los smartphones, los llamados teléfonos inteligentes, es decir, aquellos que no sólo son capaces de hablar y enviar sms sino navegar por Internet, enviar correos electrónicos, procesar archivos multimedia, en resumen, funcionar como ordenadores en miniatura. Son los más caros y, por tanto, los que más márgenes dejan a los fabricantes tanto de hardware como de software.

En ese mundo de los smartphone, también Nokia es el líder pero con mucho menos peso, y con tendencia descendente imparable. Así, a finales del primer trimestre, estaban equipados con Symbian (el sistema de Nokia) el 49,3% de los smartphone, frente al 57% de un año antes, según la consultora Gartner, mientras que Blackberry OS, desarrollado por RIM, subía en ese periodo desde el 13,3% hasta el 20% y el iPhone OS , el sistema del terminal de Apple, doblaba su cuota hasta el 10,8%. Por detrás van Windows Mobile, con un 9%, casi tres puntos menos que el año anterior, y Android, el sistema de Google, que va subiendo. Y luchando por meterse en la clasificación está WebOS, con el que funcionan los Palm.

Sin embargo, se trata de una foto poco representativa. Los smartphones están aún en su prehistoria, y en menos de un año, puede cambiar todo el panorama. Y es que fabricantes de ordenadores como Acer o Dell ya han anunciado que equiparán sus netbook o ultraportátiles con sistemas operativos de móvil como Android, que van a competir con el mismísimo Windows 7.

Esta revolución, que promete un maná de ingresos mucho más jugoso que el de los propios pecés, no puede dejar indiferente a Microsoft. La empresa de Redmond supo ver pronto el potencial de este mercado, y lanzó Windows Mobile en 2003, que competía únicamente con Symbian, en el que entonces se integraban la mayor parte de los fabricantes como Motorola, Samsung o Sony Ericsson. Pero pronto los nuevos teléfonos táctiles le han pillado con el pie cambiado.

La aparición estelar del iPhone y, sobre todo, la amenaza de Android ha forzado a Microsoft a reaccionar. Su recién estrenado Windows Mobile 6.5 va en esa línea de reconquistar el mercado y ganarse el corazón de los fabricantes. Un nuevo interfaz más ágil, la aplicación My Phone, que permite tener una copia de seguridad en la web y, sobre todo, Marketplace, la tienda de aplicaciones, pretende recuperar el terreno período.

De hecho, Microsoft va tras las huellas de Apple en muchos aspectos. Su Marketplace está diseñado para que los desarrolladores cuelguen sus programas libremente a cambio de recibir el 70% de los beneficios que generen. Adivinen qué porcentaje cobra Apple en su tienda App Store. ¡Exactamente el 70%! Como ya ocurre con algunas aplicaciones de Nokia, en su propia tienda Ovi Store, Microsoft permitirá probar cualquier programa durante un día.

LG (Layla), Samsung (Omnia 2), Sony Ericsson (Xperia2), Toshiba (Tg01) y HTC (Touch Diamind 2) van a lanzar terminales con el 6.5.Pese al rediseño del navegador Explorer, equipado con Adobe Flash Lite, que promete experiencias en Internet similares a las del PC, y la compatibilidad inmejorable con los programas Office y el correo Outlook, Microsoft no considera suficientemente actualizado este programa y ya prepara Windows Mobile 7. Por algo será.

La amenaza se llama Android

La competencia es dura y le pisa los talones. Nokia se ha hecho con el control de Symbian y lo ha abierto a los desarrolladores. No conforme con ello, ha comenzado a equipar sus terminales como el N900 con Maemo 5, la plataforma móvil desarrollada sobre Linux que permite, entre otras facilidades las descargas masivas de ficheros a través de programas P2P como eMule o BiTtorren.

Google está echando toda la carne en el asador con su Android, con 10.000 aplicaciones ya disponibles y compañías como LG, Motorola, Samsung y HTC apostando por él. De hecho, Gartner prevé que en 2012, será el segundo sistema operativo. Equipará el 18% de los smartphone, sólo superado por Symbian ((37% de cuota). La firma ofrece perspectivas poco halagüeñas para Windows Mobile, apenas el 9% del mercado, superado por Blackberry e iPhone.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de octubre de 2009