Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

6.000 alumnos se quedan sin la plaza deseada en formación profesional

Educación admite que debe orientar más al estudiante, pero no ampliará la oferta

Encontrar trabajo ya no es tan fácil. La crisis ha provocado un aluvión de matriculaciones en la formación profesional (FP) que la oferta de la Comunidad no puede cubrir. La lista de espera en grado superior (al que se accede tras el Bachillerato) es la más alta de los últimos 10 años. Hubo más solicitudes que nunca (19.868) y casi las mismas plazas que el año pasado (15.167), por lo que 4.701 alumnos se quedaron sin poder hacer la matrícula en septiembre. Y otros 6.170 no pudieron elegir su primera opción. Es decir, o cambian de idea, o esperan otro curso.

Ya lo dijo la consejera de Educación, Lucía Figar. La FP ha sido la estrella de matriculación de este curso. Sus cifras de colocación son muy altas. De cada 10 alumnos, siete encuentran trabajo medio año después de acabar sus estudios de Ciclo Superior, y 8 de cada 10 en el ciclo medio.

El aumento de la demanda ha cogido por sorpresa a la consejería. "Era evidente que las solicitudes iban a aumentar por la crisis, pero les ha pillado sin hacer nada", critica el responsable madrileño de la Federación de Enseñanza de CC OO, Paco García. La falta de plazas "es un mal endémico, no es el primer año que se produce un desajuste", añade.

La directora general de Secundaria y FP de la Comunidad, María José García Patrón, sostiene que "era imposible saber que habría tantas peticiones; ni los centros lo conocían". Las solicitudes, además, se han reducido a la hora de hacer la matrícula. "Hemos tenido un porcentaje importante de aspirantes que pidió dos opciones [FP y universidad] y al final se han matriculado en una carrera universitaria", añade la responsable regional de FP. La lista de espera final, según la consejería, se ha reducido a "algo menos" de 2.000 solicitantes.

CC OO reclama 140 grupos más y critica la falta de oferta, planificación y recursos de la red. Educación, por su parte, defiende que "el objetivo de la formación profesional es la inserción laboral, no tiene sentido aumentar las plazas si luego no les podemos garantizar las prácticas", según García Patrón.

La consejería admite que hace falta orientar mejor a los estudiantes. "Vamos a montar un dispositivo especial este curso para que, cuando el alumno elija, sepa el abanico de ofertas que hay", según García Patrón. "Hace falta más esfuerzo de la administración, más orientadores profesionales para que no sean los centros los que suplan con su esfuerzo las carencias del sistema", según Paco García.

¿Qué cursos demandan más los madrileños? ¿Y qué especialistas pide más el mercado?

En 31 de los 59 ciclos actuales hubo más peticiones que plazas. Los más demandados son los relacionados con la sanidad, servicios socioculturales, administración e imagen y sonido (véase cuadro). El ciclo sanitario de imagen para el diagnóstico, por ejemplo, ofrece una plaza por cada nueve solicitantes. Y casi 700 aspirantes a educación infantil se quedaron sin plaza, aunque es un empleo al alza. En Madrid hay 35.000 niños en lista de espera para una escuela infantil pública y proliferan los centros tanto públicos como privados. CC OO reclama al menos 10 grupos más de esta especialidad en Madrid.

La mejor especialidad para encontrar pronto un empleo también es del campo sanitario. Todos los alumnos que estudian higiene bucodental encuentran trabajo. Pero las plazas (70) se han congelado en los últimos tres cursos. Y este año han quedado 135 alumnos fuera.

Clase masificada en el salón de actos

Faltan plazas en formación profesional. Y también en los cursos puente para los alumnos que quieren acceder al ciclo superior sin haber cursado Bachillerato. En Madrid hay 22 centros de adultos y cinco centros específicos que preparan a los alumnos para este salto.

En el principal de la zona norte, el instituto Giner de los Ríos (Alcobendas), las peticiones para el curso puente también se han disparado. "Todos los años se queda gente fuera, pero esta vez ha sido increíble", según el jefe de estudios, Félix Hinojal. Hubo casi 400 peticiones. Han aceptado a 96 para un solo grupo, el triple de lo normal. Son tantos que no caben en un aula. Y los han trasladado al salón de actos.

"Tenemos espacio para que estudiaran por separado, pero falta personal", asegura Hinojal. La consejería niega que queden plazas sin cubrir. "Las solicitudes de la capital están atendidas y no tengo constancia de que haya quedado gente sin atender en las áreas territoriales", afirma la directora general de Secundaria y FP, María José García Patrón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de octubre de 2009

Más información