Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Más dinero pero menos películas

La orden de la Ley del Cine privilegia a los guionistas y aumenta las ayudas

Menos películas y más dinero. Éste puede ser la filosofía que subyace en la orden ministerial que regula las ayudas al cine, que ya está lista para su publicación en el Boletín Oficial del Estado y para su aplicación, después de que la UE dé el visto bueno. Los guionistas ganan: las ayudas al sector experimentan una subida importante (10 con carácter anual de 40.000 euros a guiones cuyos autores cuenten ya con experiencia profesional y otras 10 por un importe de 20.000 euros, sin entrar a valorar el trabajo anterior). También el guión será fundamental en el sistema de puntos que regirá en el sistema de subvenciones.

La reunión celebrada el miércoles en la sede del Ministerio de Cultura, entre la ministra Ángeles González Sinde e Ignasi Guardans, director general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales), y representantes del sector cinematográfico -Pedro Pérez, Gerardo Herrero, Agustín Díaz Yanes, Álex de la Iglesia, Felipe Vega y Enrique González Macho- sirvió para cerrar flecos y desbloquear los asuntos más peliagudos. Los asistentes mostraron ayer su satisfacción y señalaron que otro de los cambios fundamentales está en las ayudas a proyecto o anticipadas, las que tienen que ser aprobadas por una comisión. Se concederán a 20 películas por año. Éstas podrán excepcionalmente llegar hasta 1 millón de euros de ayuda estatal, aunque lo normal estará en torno a una media de entre 500.000 y 700.000 euros. Hasta ahora, este tipo de ayudas iba de 300.000 a 400.000 euros.

Una película con éxito en taquilla puede recibir dos millones de euros

"Ha quedado coherente con las exigencias", señala Gerardo Herrero

En cuanto a las ayudas automáticas, aquellas que no son anticipadas, se valorará no sólo los costes de las películas y la taquilla, sino también, por primera vez, entrará en juego un sistema de puntos. Se valorará la presencia en festivales o los premios conseguidos, si el filme está dirigido a la infancia, es una producción independiente, lo firma un nuevo realizador o si en ella se da equilibrio entre hombres y mujeres en el equipo.

En este sistema de puntos se concederán 1,5 por cada 45.000 euros de la inversión del productor hasta un máximo de 120 puntos. En total cada punto concedido en cualquiera de los apartados será de 10.000 euros. Con este sistema, una película puede conseguir hasta un máximo de 1.200.000 euros, a los que se pueden añadir otros 800.000 dependiendo del número de espectadores.

El productor de un filme de éxito en taquilla y con valores artísticos o creativos importantes puede llegar a cobrar hasta un máximo de dos millones. "La orden ha quedado coherente con las exigencias de los distintos sectores. Es verdad que no podrá contentar a todos, pero lo que queda claro es que se podrán producir películas pequeñas, medianas y grandes. Ninguna quedará fuera", resumió el director y productor Gerardo Herrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de octubre de 2009