Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gays piden cuentas a Obama

El presidente promete acabar con las trabas a los homosexuales en el Ejército - El colectivo exige al Gobierno federal que reconozca las uniones matrimoniales

Washington

Comparó su campaña con la lucha que se libró en la década de los sesenta para poner fin a la discriminación de los negros. "No puedo pediros paciencia, como no se les podía exigir hace medio siglo a los afroamericanos que reclamaban igualdad de derechos", declaró el presidente de Estados Unidos. Refrendado por una cerrada ovación, Barack Obama prometió el sábado por la noche ante una nutrida audiencia acabar con la medida que prohíbe que las personas que se declaran homosexuales formen parte de las Fuerzas Armadas.

"Pondré fin a la política de 'no preguntes, no lo digas", dijo Obama durante la cena anual en Washington de Human Rights Campaign (HRC), un grupo defensor de los derechos civiles de los gays con 750.000 miembros. "Ése es mi compromiso con vosotros". Pero para parte del activismo gay, el compromiso queda corto y, además, carece de fechas, ya que el presidente no mencionó ni cómo ni cuándo piensa declarar prescrita la polémica regla Don't ask; don't tell (no preguntes, no lo digas), que ha permitido que los gays puedan quedarse en el Ejército siempre que no revelen su condición sexual. A cambio, nadie puede tampoco preguntarles por ella.

"Estoy con vosotros en vuestra lucha", insistió Obama en una cena de la HRC

Sabedor de la frustración del colectivo gay, que considera que nueve meses después de llegar a la Casa Blanca ha sido muy poco lo que Obama ha hecho para sacarlos de la discriminación, el primer presidente negro de la nación se definió a sí mismo como un "fiero defensor de las lesbianas y homosexuales estadounidenses". A las puertas del centro de convenciones donde se celebraba la cena -por la que se pagó entre 250 y 1.000 dólares el cubierto-, un pequeño grupo de personas acusaba a los gays de todos los males de Estados Unidos. "América está condenada", se leía en una pancarta.

"Sé que muchos de vosotros consideráis que el progreso no está llegando lo suficientemente rápido", reconoció Obama. "Pero no dudéis de la dirección en la que vamos ni del destino al que llegaremos", aseguró el presidente, que inició su discurso frente a 3.000 personas con una broma. "Es un privilegio estar aquí como telonero de Lady Gaga", la cantante rubia autonominada para ser la sucesora de Madonna y que actuó en el evento del HRC. "Estoy con vosotros en vuestra lucha", insistió. "Espero que cuando recordéis estos años, los veáis como la época en la que se puso fin a la discriminación contra los gays y lesbianas, ya sea en la oficina o en el campo de batalla", puntualizó el presidente.

Hasta la fecha, Obama había retrasado cualquier decisión sobre el no preguntes, no lo digas, alegando que el Pentágono y sus generales estaban estudiando el asunto. Lo que ahora teme el colectivo gay es que las buenas intenciones del presidente queden sólo en eso, en bonitas palabras y grandes promesas. Algo parecido le sucedió a Bill Clinton en 1993, cuando prometió revocar la marginación de los homosexuales en el Ejército pero se topó con la oposición de los militares y el Congreso. La famosa política del no preguntes, no lo digas es fruto de aquel desencuentro.

"No deberíamos castigar a los estadounidenses patriotas que han dado un paso al frente para servir al país", dijo Obama. "Deberíamos celebrar su voluntad de mostrar tanto valor, especialmente en un momento en el que libramos dos guerras", prosiguió el presidente, que declaró que el engranaje legal para acabar con el no preguntes, no lo digas ya está en marcha en la Cámara de Representantes.

El presidente hizo muchas promesas en la noche del sábado. A pesar de no apoyar el matrimonio homosexual -debido a sus principios religiosos-, Obama manifestó que pondría sus recursos a trabajar para que se derogue la ley de Defensa del Matrimonio, que prohíbe al Gobierno federal reconocer las uniones homosexuales efectuadas en los Estados donde son legales. Obama recordó su decisión de ampliar algunos beneficios a las parejas de funcionarios federales homosexuales y por primera vez este año distribuyó a sus familias entradas para asistir a un popular evento celebrado en Semana Santa en la Casa Blanca. La semana pasada, el presidente de EE UU designaba a David Huebner embajador en Nueva Zelanda. Huebner ha declarado públicamente su homosexualidad.

El presidente acabó su discurso con un recuerdo a las víctimas de los crímenes homófobos y aseguró que la ley que penaliza los ataques a las personas por su orientación sexual tendrá pronto su firma. Esa misma ley languideció durante años en el Congreso ante la amenaza de veto del presidente George W. Bush. "Esta noche un joven tendrá problemas a la hora de conciliar el sueño porque guarda un secreto. Quizá pronto decida que ha llegado la hora de acabar con ese secreto. Lo que suceda a continuación depende de él, de su familia y de sus amigos y profesores. Pero también depende de nosotros, del tipo de sociedad que engendremos y del tipo de futuro que construyamos", finalizó Obama.

OCHENTA AÑOS DE LUCHA

- 1924. Nace en Chicago la primera asociación que lucha por los derechos de los gays, la Sociedad por los Derechos Humanos.

- 1951. Harry Hay, considerado el fundador del movimiento por los derechos de los gays, crea la primera asociación de ámbito nacional, la Mattachine Society.

- 1962. Illinois es el primer Estado que despenaliza las relaciones de carácter homosexual, consentidas, entre adultos y en privado.

- 1969. Las revueltas de Stonewall, en Nueva York, amplían la dimensión del movimiento, limitado hasta entonces a unos pocos activistas.

- 1973. La Asociación de Psiquiatras Estadounidense retira la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

- 1978. Harvey Milk, el primer político abiertamente homosexual, es asesinado en el ayuntamiento de San Francisco.

- 1982. Wisconsin es el primer Estado que prohíbe discriminar a una persona por ser homosexual.

- 1993. El presidente Bill Clinton instaura la política "No preguntes, no lo digas", que permite la entrada de homosexuales en el Ejército a condición de que no revelen su orientación sexual.

- 2000. Vermont es el primer Estado que reconoce las uniones civiles entre gays o lesbianas.

- 2003. El Supremo declara inconstitucional la penalización de las relaciones homosexuales privadas entre adultos.

- 2004. Massachusetts legaliza los matrimonios del mismo sexo.

- 2007. La Cámara de Representantes aprueba un proyecto de ley que prohíbe la discriminación laboral de gays, lesbianas y bisexuales.

- 2008. California legaliza las uniones del mismo sexo en mayo. En noviembre, después de un referéndum, son anuladas las 18.000 uniones constituidas.

- 2009. Obama impulsa una reforma que concede una pensión de viudedad a las parejas de los funcionarios federales y agrava la pena por los delitos homofóbicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 2009

Más información