Las UCI en alerta por la gripe A

La OMS avisa de que los casos graves pueden desbordarlas - Los afectados estarán separados de los otros pacientes

Las autoridades sanitarias lo repiten día sí, día también: la gripe A es muy contagiosa, pero su gravedad y su índice de mortalidad están siendo inferiores a los de la gripe estacional. La inmensa mayoría -el 98%, dicen los expertos- de los que se infecten la pasarán como una gripe normal, sin necesidad de ir al hospital; algunos, incluso, sin enterarse, pero habrá casos que se complicarán. Ya los ha habido: 32 muertes y 137 personas que han tenido que ingresar en unidades de cuidados intensivos (UCI), según los últimos datos del Ministerio de Sanidad (de un total de 150.000 casos declarados, es decir, el 0,09%). De ellos, 80 ya han sido dados de alta.

Las UCI van a ser un punto caliente de la asistencia sanitaria cuando llegue el frío y aumenten los casos. En ellas deberán convivir los pacientes habituales en estas unidades (postoperatorios complicados, traumatología, coronarios...) con los contagiados de gripe A cuyo estado se haya agravado. "Es imposible prever cuántos se van a complicar", afirma Jordi Rello, jefe del servicio de Medicina Intensiva del hospital Joan XXIII de Tarragona y coautor del estudio más amplio publicado hasta ahora en Europa sobre casos graves de gripe A. "La gripe es imprevisible. Si uno se fija en las anteriores pandemias se ve que tuvieron comportamientos caprichosos. La preparación de las UCI será vital para salvar a los pacientes graves", añade.

Los respiradores pueden ser "insuficientes", prevén los expertos
El Ministerio plantea suspender la actividad quirúrgica si fuera necesario

Más información

La OMS está alertando de que "la existencia de un elevado número de pacientes gravemente enfermos que requerirán cuidados intensivos representará la carga más apremiante para los servicios de salud". Esa presión, continúa, "podría desbordar" estas unidades, "en detrimento posiblemente de la atención dispensada a los afectados por otras enfermedades". Tanto la OMS como el estudio español alertan de que algunos pacientes -de momento muy pocos- están desarrollando una neumonía viral muy agresiva.

El Ministerio de Sanidad, consciente del riesgo de saturación, publicó en agosto un documento, Sugerencias de reorganización hospitalaria para aumentar la capacidad de atención de cuidados intensivos, que las 250 UCI españolas deberán adaptar a sus características. El "escenario previsible" contempla la llegada a las unidades de muchos pacientes con neumonía que requerirán ventilación mecánica o cuidados respiratorios especializados. En ese caso, sería necesario "dedicar todos los medios técnicos del hospital, suspendiendo la actividad quirúrgica programada". El documento aconseja separar a los enfermos habituales de UCI de los contagiados de gripe, que podrían "estar concentrados en áreas concretas fuera de los circuitos y personas que atienden a los otros enfermos".

Los hospitales deberán hacer censos de los equipos de ventilación disponibles y de los recursos humanos cualificados, incluso de los que trabajan en otros servicios. La Sociedad de Medicina Intensiva, Crítica y de Unidades Coronarias (Semicyuc) ha hecho una encuesta en todas las UCI españolas -250, con 3.000 médicos intensivistas- para saber el número de respiradores disponibles y su antigüedad. Ha resultado que entre el 30% y el 40% tienen más de 10 años. "Se van a sustituir y comprar más", asegura el presidente de la Semicyuc, Cristóbal León. La Consejería de Sanidad madrileña, por ejemplo, ya ha comprado respiradores para bebés, según el consejero, Juan José Güemes.

La Semicyuc también ha elaborado un Plan de contingencia para los servicios de medicina intensiva, que parte de algunas premisas: el 90% de los pacientes que fallecen lo hacen en el hospital, el 7% de los hospitalizados ingresan en la UCI y permanecen en ella, de media, 12 días. La sociedad ha trabajado a partir de tres escenarios posibles, según la tasa de ataque, que puede ser del 15%, del 25% y del 35%, aunque opta por el 25%. "El escenario más probable es el de un elevado número de pacientes con gripe ingresados en los hospitales, y una elevada proporción de las camas de la UCI y de los respiradores existentes ocupados por pacientes con gripe", asegura el documento.

"Se espera un 100% de ocupación en las UCI", destaca León. Según el plan, eso dará lugar a que haya "un parque de respiradores insuficiente para cubrir las necesidades".

Algunas unidades ya se han puesto manos a la obra. La del Clínico San Carlos, en Madrid, tiene listo su plan de contingencia. Sus responsables han hecho una estimación de los respiradores adicionales para casos de neumonía grave por gripe A que requieran ventilación mecánica y están esperando a que el hospital los compre. También han propuesto una reforma que consiste en colocar unas puertas correderas y lavabos para agrupar y aislar a los pacientes. En principio, será un área con capacidad para 10 camas que, si se viera superada, se podría ampliar con camas individuales de aislamiento. En caso de que la demanda lo exija, aumentarán los recursos humanos: se cubrirán las bajas por jubilación y otras bajas temporales y convertirán a los contratados para guardias en trabajadores a tiempo completo, como eventuales.

De momento, es difícil saber qué tasa de ocupación tendrá la UCI. "Es imprevisible", asegura el jefe del servicio de Medicina Intensiva del Clínico, Miguel Sánchez. "La habitual supera el 90% y habrá que suspender seguramente la cirugía programada, al menos parcialmente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50