66ª Mostra de Venecia

Viggo Mortensen: "Hemos contado qué pasa cuando no tienes nada"

En una rueda de prensa que empezó con puntualidad británica y con una sobriedad pocas veces vista en el Lido veneciano, los miembros del equipo de La carretera, encabezados por Viggo Mortensen, defendieron ayer esta película, que sorprendentemente ha sido recibida con notable indiferencia en La Mostra. "Cuenta la relación entre un padre y su hijo. La situación posapocalíptica en que viven sólo la focaliza y la hace más fuerte", explicaba al inicio el guionista Joe Penhall.

A su lado el realizador John Hillcoat parecía pasárselo de fábula oyendo las preguntas de la prensa: "Cormac McCarthy exploraba en su libro Meridiano de sangre lo peor del ser humano; y en La carretera hace justo lo contrario: explorar lo mejor de la humanidad". En un giro imprevisto y digno de estudio, el director y el guionista se vieron arrastrados hacia una discusión sobre la orientación política de McCarthy, a cuenta del supuesto carácter conservador del libro en cuestión, que Penhall zanjó: "Es un genio, ¿a quién le importa su orientación política?".

Más información

Mortensen, media melena y camiseta blanca con inscripción reivindicativa ("Haz arte y no la guerra", rezaba), explicó su experiencia con el autor de No es país para viejos para ilustrar la razón por la que escogió hacer este filme cuando previamente había anunciado un parón en su carrera. "John tuvo la cortesía de enviarme el guión de la película, lo leí y a posteriori hice lo mismo con el libro. Dije que sí, aunque pedí poder hablar con McCarthy, ya que tenía un montón de preguntas. Por fortuna pude contactar con él; empezamos a charlar y pasamos un montón de tiempo hablando: yo, de mi hijo y él, del suyo. Al final me dijo que podía llamarle si tenía cualquier pregunta. Nunca lo hice porque, llegados a cierto punto, comprendí que lo único que importaba era la historia de amor entre estas dos personas. Y aún más importante, qué es lo que pasa cuando no tienes nada, cuando lo único que queda es la propia relación". El actor, que encajó preguntas en inglés, italiano y noruego, presumió de complicidad con Kodi Smit-McPhee, de 13 años, que encarna a su hijo y que puso la nota cómica al explicar cuál fue la parte más dura de su trabajo: "Rodamos en unas cataratas y el agua estaba a muy pocos grados. Fue horrible. Al acabar me estaba recuperando en un jacuzzi, cuando llegó el director y dijo que necesitaba otra toma. ¡No os podéis imaginar lo que me costó salir del jacuzzi!".El actor encajó preguntas en inglés, italiano y hasta en noruego

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de septiembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50