Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fuga de ácido nítrico causa alarma en Tarragona

Una fuga de ácido nítrico en la planta de Ercros de Tarragona, que no tuvo consecuencias, enfrentó ayer a la Generalitat y al Ayuntamiento. La polémica no se centró en el escape en la química, cuya nube anaranjada fue visible desde diferentes sitios y obligó a confinar a medio día a un número indeterminado de vecinos -en zona viven unas 35.000 personas-, sino en la conveniencia de la activación del plan de emergencia.

El alcalde Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, consideró "innecesario" que la Generalitat activase el plan, "porque no existía riesgo para la población". Ballesteros se quejó por la falta de coordinación con la Generalitat. "Estábamos diciendo a los vecinos que no había ningún riesgo cuando han comenzado a sonar las alarmas para que se confinasen", dijo.

El plan se activó porque los niveles de toxicidad en el aire eran "considerables", según los Bomberos de la Generalitat. Algunos medidores de la red de vigilancia llegaron a indicar valores de hasta 1.075 microgramos de ácido nítrico por metro cúbico.

Ercros señaló que la fuga se produjo durante la actualización del sistema de control de la planta. El fallo fue controlado con rapidez y a las 13.30 se levantó el confinamiento, una hora después de ser ordenado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 2009