Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El caso de Credit Suisse

El regulador del mercado de valores estadounidense (SEC) y el Departamento de Justicia presentaron cargos por conspiración y fraude contra Julian Tzolov y Eric Butler el 3 de septiembre de 2008, en la víspera del terremoto financiero por la deuda vinculada a hipotecas subprime, la misma que estos dos antiguos empleados de Credit Suisse usaron para su estafa.

Los reguladores calcularon que los activos que manejaron para cometer el fraude en agoste de 2007 eran de unos 567 millones de euros. Según las pruebas de la SEC, Tzolov y su socio engañaron a clientes corporativos diciendo que iban a comprar con su dinero bonos "seguros" respaldados por préstamos federales a estudiantes. Pero, sin su aprobación, usaron los fondos para comprar valores que prometían altos retornos, como obligaciones de deuda colateralizada. Para que los inversores no se dieran cuenta de la estafa, borraban la referencia.

El dúo dejó de trabajar para el banco suizo en septiembre de 2007. Tanto Julian Tzolov como Eric Butler negaron su actuación irregular. En mayo Tzolov desapareció. En junio, las autoridades federales le declararon en fuga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009