Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero cita a los agentes sociales para intentar salvar el acuerdo social

El presidente convoca a una cena en La Moncloa a patronal y sindicatos

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, entró ayer a saco en el conflicto del diálogo social. Quiere tomar el toro por los cuernos y desbloquear las negociaciones entre Gobierno, patronal y sindicatos y, para ello, ha convocado el miércoles a una cena en La Moncloa a los secretarios generales de las centrales, Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CC OO), a los presidentes de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de Cepyme, Jesús Bárcenas.

Paralelamente, las partes continúan sus encuentros. Los representantes del Gobierno (el jefe de Gabinete de Zapatero, José Enrique Serrano, y el director de la Oficina Económica, Javier Vallés) han citado también en Presidencia a Díaz Ferrán, que irá con el vicepresidente Santiago Herrero, el próximo lunes a las once de la mañana. Horas después, por la tarde, está prevista la reunión a tres partes, aplazada el pasado jueves.

CEOE espera un recorte de cuotas sociales para cerrar el pacto

Será el segundo encuentro bilateral de empresarios y Gobierno en una semana. Ya el miércoles pasado se vieron las caras. Allí la patronal dio cuenta de sus quejas. En la junta directiva de la patronal celebrada esta semana, Díaz Ferrán calificó el documento que el Ejecutivo dio a los agentes sociales como inconcreto e inadecuado. Luego la patronal entregó un texto al Gobierno con sus demandas en el que entre otras destacan la rebaja de cinco puntos en las cuotas empresariales a la Seguridad Social y un compromiso para afrontar una reforma laboral en un plazo medio. Además, recoge propuestas sobre absentismo, de manera que la Seguridad Social pague del cuarto al 15º día o que lo hagan a través de mutuas, y que las ETT colaboren con el Inem en la colocación, entre otras cosas.

La iniciativa fue duramente criticada por los sindicatos. Méndez llegó a decir que no era ni de "máximos", sino algo más. Y Toxo la interpretó como un nuevo intento de ampliar "el perímetro de negociación", introduciendo temás que hacen el acuerdo imposible. De hecho, más allá del obligado optimismo público, en privado los negociadores sindicales se muestran pesimistas por la marcha de las negociaciones. Incluso apuntan a cálculos políticos en la postura patronal.

En el encuentro del lunes por la mañana, se espera que el Ejecutivo concrete su propuesta. Ayer la CEOE no recibió el papel con los detalles que esperaban. Fuentes de la negociación apuntan que la oferta que Moncloa hará a los empresarios será un recorte temporal de cuotas sociales (algunas fuentes apuntan que la CEOE se conformaría con una rebaja de tres a cinco puntos) o alguna otra compensación, sin más detalles.

En línea con la primera opción están las palabras del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, el pasado jueves al admitir que Hacienda y la Seguridad Social hacen cálculos para recortar, durante dos años, las cotizaciones. Pero descartó que la vía sea subir impuestos.

Llegados a este punto el Ejecutivo busca caminos para no recurrir al presupuesto estatal y compensar con él la caída de recaudación, lo que supondría más déficit. En los últimos días se ha especulado con que el Gobierno baraja un recorte en las cuotas de unos dos puntos. Esto supondría, según cálculos de CC OO, más de 7.000 millones de euros.

El Gobierno ya puso sobre la mesa 1.600 millones que proceden del excedente las mutuas de accidentes de trabajo. El resto del dinero podría salir del superávit previsto por la Seguridad Social, que Trabajo estima para este añoentre 3.000 y 5.000 millones. Pero eso implicaría que el fondo de reserva de las pensiones (ahora en más de 50.000 millones) no sumaría dinero durante ese periodo de recorte coyuntural de cuotas. En todo caso, fuentes sindicales creen que la rebaja de dos puntos de las cuotas sociales, bien puede ser un globo sonda lanzado por el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009