Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

Una 'mordida' marroquí salta en YouTube

Un móvil provisto de una cámara y un cibercafé pueden ser armas eficaces en la lucha contra la corrupción. Varios gendarmes y policías marroquíes han sido grabados cobrando backshish (pequeños sobornos) a un camionero anónimo en puestos de control a la entrada de las ciudades de Ifni, colonia española hasta 1969, y de la vecina Tiznit.

Los vídeos, acompañados de algunos subtítulos y de canciones humorísticas, fueron colgados después en YouTube y en una web creada en Francia para la inmigración. Sus autores "son jóvenes de Ifni", según Abdalá Birdaha, responsable en Tiznit de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos.

Lejos de desmentir la veracidad de los vídeos, la dirección general de la Seguridad Nacional abrió una investigación. Cuatro policías fueron detenidos y, el pasado fin de semana, fueron puestos a disposición de la fiscalía de Agadir, según anunció en un comunicado. Está ahora por ver si la Gendarmería, un cuerpo militarizado, hará otro tanto.

Es la segunda vez que los vídeos provocan en Marruecos purgas en las filas de las fuerzas de seguridad. La primera fue en julio de 2007 en Targuist, en el Rif. El "francotirador de la cámara", como se presentaba el autor, grabó, escondido detrás de una roca, a gendarmes corruptos. Lo atraparon y tuvo que declarar en comisaría. Salió libre, pero nueve gendarmes sí fueron enviados a prisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de julio de 2009