Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres años de demora en la nueva nuclear de Finlandia

En mayo de 2002, el Parlamento finlandés dio por concluido el parón nuclear vigente en Europa occidental y dio luz verde a la construcción de una nueva central nuclear, la quinta en el país. La planta OL3 -ubicada en la isla de Olkiluoto, en la costa occidental de Finlandia- comenzó en 2005, bajo la responsabilidad de los ingenieros franceses de la empresa estatal Areva. Era el ejemplo del renacer nuclear. Pero la planta acumula tres años de retrasos y abultados sobrecostes.

La central, que tendría una potencia de 1.600 megavatios, es propiedad del consorcio finlandés TVO. Su costo inicial era de 3.000 millones de euros, y debería haber comenzado sus trabajos el pasado junio. OL3 es la primera central nuclear de tercera generación y una de las dos que se construyen actualmente en Europa (la otra está en Francia). La bóveda que protege el reactor, construido con hormigón pesado con cavidades de gases, es capaz de resistir el impacto de un avión de pasajeros y alcanza 60 metros. También tiene varios mecanismos que, en caso de accidente, recogen los vertidos evitando las emisiones radiactivas. El reactor representa lo último de la tecnología del sector.

En esta enorme obra de ingeniería, que ocupa a un millar de contratistas de toda Europa, ha tenido, sin embargo, numerosos tropiezos. El retraso es de tal magnitud que acumula tres años. Según las últimas estimaciones, OL3 comenzará a producir electricidad en el verano de 2012 y su coste final será de unos 5.000 millones de euros.

Poco realistas

Según fuentes de TVO, los planes de Areva han resultado poco realistas. La Agencia de Seguridad Nuclear de Finlandia (STUK) ha tenido que hacer varias correcciones, como por ejemplo, desmantelar la base de hormigón del reactor una vez construida. El año pasado un incendio dañó seriamente la bóveda del reactor. STUK aún espera correcciones para los planes de la última base de construcción.

Finlandia se ha decantado definitivamente por la energía nuclear. Incluso los Verdes, en el actual Gobierno de centroderecha, no contemplan el tema entre las 10 prioridades de su programa político. En la actualidad, Finlandia tiene cuatro centrales nucleares que generan el 25% del consumo de energía. La primera planta comenzó a funcionar en 1977.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de julio de 2009