Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

La nueva gripe ya ha causado más muertes que la variante aviar

En dos meses el H1N1 ha llegado a 115 países y registra ya 323 fallecidos

El H1N1 ha eclipsado al H5N1. El primero, el virus que causa la nueva gripe, ha conseguido que el segundo, el de la variante aviar, sólo se use ya como un elemento de comparación. Uno es un velocista; el otro un corredor de fondo. En dos meses (se detectó a finales de abril) el de la nueva gripe ha llegado ya a 115 países. El otro, sólo ha conseguido en seis años causar víctimas humanas en 15. Aunque el H1N1 es mucho menos mortal, ya ha causado 323 muertes, frente a 262 del H5N1.

Por eso la noticia de que España ha registrado su primera víctima mortal no ha supuesto una alerta. Ni siquiera la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alterado el ritmo con el que publica la lista de afectados, como sí lo hace cada vez que hay un fallecido por la gripe aviar.

No es un capricho ni un menosprecio. Lo que importa no es -sólo- el número total de muertes. Es más representativa la proporción de afectados que fallecen. Y ahí la gripe aviar cobra mucha ventaja. De 433 casos confirmados, han muerto 262 personas. Una mortalidad del 60,5%. Peor que la mayoría de los cánceres. En cambio, la nueva gripe tiene tasas de mortandad por debajo incluso de la gripe que recorre el mundo cada año. De momento, está en el 0,4%.

Aunque cada muerte sea una desgracia, el margen con el que se mueven los epidemiólogos indica que la actual pandemia es leve. De momento. Esta salvedad temporal es una constante en el discurso de los expertos. Empieza a haber casos abundantes en el hemisferio sur (Chile, Australia y Argentina ya tienen más que España) y ya hay al menos ocho países africanos afectados.

La situación es mucho peor que la del 11 de junio, cuando la OMS declaró la pandemia. Entonces había 74 países con casos y 29.000 afectados. Ya van 115 y 74.000. Dentro de poco, no se contarán con ese detalle. La epidemia ha llegado para quedarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 2009