Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero decidirá si destituye a Saiz cuando Chacón acabe su investigación

Un alto cargo de Defensa coordina la "información completa y reservada" del CNI

Sólo dos meses después de haberlo ratificado para un nuevo mandato de cinco años, José Luis Rodríguez Zapatero decidirá en las próximas semanas si destituye al director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz, o lo mantiene en el cargo. Lo hará cuando reciba la "información completa y reservada" que ha encargado la ministra de Defensa, Carme Chacón, según reveló ella misma en el Congreso el pasado miércoles.

Fuentes de La Moncloa sostienen que "la decisión no está tomada" y que se trata de una tesitura "muy difícil". Por una parte, agregan las mismas fuentes, "el presidente está contento con la gestión de Saiz al frente del CNI, especialmente en la lucha contra ETA, que considera brillante". De otro, el servicio secreto "no puede estar todos los días en las primeras páginas de los periódicos, no puede convertirse en un ¡pimpampum!".

Las fuentes consultadas admiten que el Gobierno "tiene un problema", pues las supuestas irregularidades del jefe de los espías "se están utilizando políticamente" por el PP y están dañando al servicio de inteligencia.

La información solicitada por la ministra Carme Chacón tendría como objetivo "cargarse de razones antes de presentar una propuesta" a Zapatero.

Fuentes de Defensa indicaron que varios departamentos participan en la investigación, pero su coordinación corresponde a un alto cargo del ministerio, con experiencia en política de personal. Como dijo Chacón, la información abordará "todas las circunstancias y hechos relativos a estas acusaciones", en alusión a las denuncias contra Saiz, difundidas por El Mundo, por financiar supuestamente actividades privadas con fondos del CNI.

Es decir, más allá del supuesto abuso del cargo en que habría incurrido Saiz si fueran ciertas las acusaciones, el problema de fondo es que éstas, aunque anónimas, tienen su origen en agentes descontentos, lo que revela la existencia de fuertes tensiones, además de un brote de indisciplina. Por eso, la información recabada por Chacón se centrará, especialmente, en la política de personal aplicada por Saiz.

"Hay que saber muy bien a qué responde este conflicto, pues se corre el riesgo de que la persona que sustituya a Saiz se encuentre con que el problema se reproduce a los pocos meses", alegan las mismas fuentes.

Lo cierto es que Zapatero se ha mostrado muy tibio a la hora de defender a Saiz. El pasado martes, en Nigeria, justo en el momento en que el director del CNI comparecía en la Comisión de Fondos Reservados del Congreso, el presidente expresó su deseo de que éste ofreciera "todas las explicaciones que debe dar". Y agregó: "La confianza la tiene toda persona mientras está en el cargo". Una frase tan obvia que sugiere justo lo contrario de lo que afirma.

Fuentes de Defensa sostienen que no hay plazo para concluir la información. Otras interpretan que el objetivo es ganar unas semanas hasta el paréntesis de las vacaciones de verano. La pregunta, por tanto, no es si Saiz será relevado, sino cuándo.

La factura del catamarán y otras

Entre las facturas que Saiz dejó el martes en la Comisión de Fondos Reservados del Congreso figura una en francés, por valor de 1.000 euros, de la empresa Blue Albatross, que alquila un catamarán en Senegal. Es la misma embarcación que aparece en una fotografía trucada en la que Saiz sostiene un ejemplar de Merlín, cuya difusión por El Mundo inauguró la última serie de denuncias contra el jefe del CNI.

Según las tarifas vigentes de dicha empresa que figuran en Internet, 1.000 euros es el precio del alquiler del catamarán -con derecho a almuerzo, patrón y marinero- para una jornada de pesca.

Saiz también dejó las facturas de Iberia de un viaje Madrid-Dakar y otro Madrid-Casablanca, a través de la agencia de viajes de El Corte Inglés. El importe del primer billete es muy reducido, menos de 100 euros, quizá porque Saiz lo completó con puntos, mientras que en el segundo figuran dos cargos, que suman más de 400. Además, aportó los extractos de su tarjeta de crédito en la que aparecen pequeños pagos correspondientes a estos dos viajes, que hizo en julio de 2008.

Sin embargo, el grueso de las facturas se refiere a las obras realizadas en su domicilio familiar durante los cinco años que lleva al frente del CNI. El coste total de los arreglos suma unos 83.000 euros, pero la mayor parte corresponde a gastos privados -pagados por el propio Saiz, que aportó fotocopias de cheques- y sólo en torno al 20%, a las medidas de seguridad financiadas por el CNI.

"En mis asuntos personales, he dado detalles exhaustivos y he entregado la documentación acreditativa de todas mis palabras", dijo Saiz a su salida de la comisión.

La portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, no ha querido pronunciarse tras examinar las facturas durante dos horas, pero el PP insiste en que ni las palabras ni las pruebas de Saiz le convencen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de junio de 2009

Más información