Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón abre una investigación sobre las acusaciones a Saiz

Las disputas en el servicio secreto preocupan al Gobierno

La ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció ayer en el Pleno del Congreso la apertura de una "información reservada" sobre el CNI y, más concretamente, sobre lo que definió como "acusaciones anónimas" contra su director general, Alberto Saiz.

"He solicitado una información completa, de forma reservada, sobre todas las circunstancias y hechos relativos a estas acusaciones anónimas que se han dirigido contra el director del CNI", aseguró Chacón.

Fuentes del Gobierno muestran su preocupación por la situación en la que se encuentran los servicios secretos. No tanto por las supuestas irregularidades que consideran que Saiz ha explicado convenientemente, como por las disputas internas que trascienden. El propio Saiz admitió el martes en la Comisión de Secretos Oficiales esas disputas. El Gobierno teme que puedan producirse fugas de información o actuaciones que puedan afectar a la eficacia del espionaje.

Chacón respondió ayer así a dos preguntas del PP. La ministra se remitió a las explicaciones dadas por Saiz en dos ocasiones en el Congreso, una a puerta cerrada y otra en una comisión abierta, y a las facturas aportadas a los portavoces por el responsable del servicio secreto. "El PP tuvo además ocasión también de consultar documentos y facturas que el director del CNI puso a disposición de la Cámara. De hecho, todos los grupos parlamentarios literalmente dijeron que quedaban muy satisfechos con las explicaciones que había dado", aseguró Chacón.

La ministra invitó al PP a acudir a los tribunales si considera que hay irregularidades en el CNI. "Si la tuviera, como imagino que haría usted, acudiría como cualquier ciudadano a los tribunales. Lo que me pregunto es por qué no lo hacen ustedes", dijo.

El PP mantuvo la presión sobre este asunto en el Pleno del Congreso y dos diputados, Arsenio Fernández de Mesa y Beatriz Rodríguez-Salmones, pidieron la dimisión de Saiz.

Los dos dieron por probadas las acusaciones de uso público de medios privados por parte del director del CNI. "Cientos de hombres y mujeres del CNI se están jugando la vida en situaciones de máximo peligro, mientras la cabeza de este organismo, el responsable de este organismo, está sumido en un mar de sospechas, de evidencias, de tensiones que usted a fecha de hoy no ha hecho nada por esclarecer, y esto pone muchas cosas en riesgo", dijeron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de junio de 2009