Los jueces paralizan las obras de una biblioteca de Zaha Hadid

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado la construcción de la nueva biblioteca central de la Universidad de Sevilla, obra de la arquitecta iraquí Zaha Hadid, una de las profesionales más cotizadas internacionalmente desde que, en 2004, obtuvo el Premio Pritz-ker. Hadid tiene actualmente nueve proyectos en marcha en España. La biblioteca, un diseño muy alargado y en parte suspendido que se asemeja a una nave espacial, comenzó a levantarse en agosto de 2008 y la universidad hispalense ha invertido ya cuatro millones de euros.

Las asociaciones de vecinos del Prado de San Sebastián, uno de los pulmones de Sevilla, no están dispuestos a que se edifique en parte del parque, aunque el edificio sea de la misma Zaha Hadid.

El proyecto de la arquitecta iraquí, elegido en un concurso de ideas, busca un encuentro con el parque e incluye espacios abiertos. Con unos 8.000 metros cuadrados construidos y una altura máxima, en tres plantas más sótano, de 25 metros; la biblioteca será como "una barra de piedra esculpida con un gran contraste entre la solidez y la transparencia", explicó Hadid cuando presentó su idea.

El complejo, que tiene 130 metros en horizontal y ocupará un 8% del parque del Prado de San Sebastián, contará también con un auditorio, una cafetería, zona de lectura, salas de ordenadores, un área de investigación y aparcamientos.

Según dijo la iraquí, "este tipo de proyectos, tan ambiciosos, convierten a una ciudad y a una universidad en referente en cuanto a los espacios públicos".

Un icono truncado

La biblioteca estaba llamada a ser uno de los nuevos iconos arquitectónicos de la ciudad, pero un grupo de vecinos de la calle de Diego de Riaño, con la que linda el edificio, llevaron el proyecto a los tribunales y el alto tribunal le ha dado la razón. "Las determinaciones del PGOU relativas a la ubicación de la nueva biblioteca vulneran claramente las exigencias de protección inherentes a la pertenencia del Prado de San Sebastián al conjunto histórico de Sevilla", aseguran.

Los jueces apelan a la imagen histórica del Prado como espacio libre para rechazar la construcción del edificio: "Así es como conocemos el Prado y como lo reconocemos", recoge la sentencia.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS