Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cuatro errores para cerrar Garoña

Zapatero utiliza argumentos inexactos para justificar el fin de la nuclear

Si José Luis Rodríguez Zapatero no piensa cerrar Garoña se está metiendo en un agujero sin salida. El presidente del Gobierno se ratificó ayer en su programa antinuclear, en algunos casos con argumentos erróneos, y en la práctica dio la puntilla a la nuclear de Burgos. Lo hizo en una entrevista en Cuatro y su intervención sentó como una bomba en la central, que ve cómo el aval del Consejo de Seguridad Nuclear para funcionar 10 años más no le salva del cierre en 2011, cuando cumple los 40 años para los que fue diseñada.

"Cuando llegamos a una central nuclear con cuatro décadas de existencia, la norma ha sido que deje de funcionar. [...] Además, Garoña tiene un impacto neutro en nuestro sistema energético. Exportamos tres veces más electricidad", afirmó Zapatero. La nuclear burgalesa produce un 1,4% de la electricidad de España.

Zapatero miró al exterior para justificar su postura: "En el mundo sólo hay una nuclear en funcionamiento con más de 40 años y se va a cerrar dentro de dos. Es en Reino Unido".

Nuclenor, la empresa propietaria de Garoña "puntualizó" las palabras de Zapatero. "En EE UU hay una nuclear que ha superado los 40 años (Oyster Creek, que es similar a Garoña) y tiene permiso de funcionamiento hasta los 60 años", afirmó. Además, existen "ocho centrales en EE UU que tienen actualmente entre 38 y 39 años y han recibido autorización para operar hasta los 60 años. Otras dos suizas llevan operando más de 38 años y disponen de permiso indefinido".

Que las eléctricas replicaran a Zapatero da idea del clima que vive la nuclear y cómo, tras meses de discurso correcto e incluso tibio, atisban el cierre cerca y se revuelven. El presidente dio a entender que la prórroga de las nucleares es un caso aislado: "En el mundo sólo hay seis centrales nucleares que tienen un escenario de prórroga para sobrepasar los 40 años".

En realidad, en EE UU hay 41 centrales nucleares con permiso hasta los 60 años, 10 de ellas similares a Garoña. En todo el mundo hay 58 nucleares con permiso para funcionar seis décadas. Es cierto que EE UU tiene un sistema eléctrico endeble mientras que Garoña puede cerrar sin riesgo de apagón.

Zapatero también declaró que sólo hay una central en construcción en el mundo, en Finlandia, cuando según el Foro Nuclear hay 38 reactores en obras en todo el mundo.

Por último, Zapatero señaló que la nuclear no es más barata que otras fuentes: "El coste de producción de la energía nuclear es hoy más barato, pero el coste en el sistema eléctrico no, porque no se determina por la producción, sino por el coste marginal, de manera que un kilovatio hora de energía nuclear y uno eólico al consumidor le cuesta igual".

El sistema eléctrico funciona de forma que todas las tecnologías en marcha cobran al precio más caro, con lo que las nucleares -en teoría más baratas- cobran al precio de las centrales de gas, supuestamente más caras. Por eso es cierto que la nuclear cobra al precio del gas (unos 40 euros por megavatio hora actualmente) pero no cobra lo mismo que la eólica, que tiene una prima por ser renovable. Esta prima es de 38 euros o 28, según la fecha de instalación del molino, lo que hace que el kilovatio eólico sea entre un 72% y un 95% más caro que el nuclear.

También afirmó que como la nuclear "no es graduable" ha habido "momentos en los que se deja de aportar energía eólica al sistema". En realidad eso sólo ocurrió cinco horas el 2 de noviembre pasado, cuando un huracán obligó a desconectar el 37% de los molinos porque no había demanda suficiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de junio de 2009