Reportaje:

Cientos de firmas ilustres para salvar el 'Johnny'

Artistas y escritores apoyan la protesta contra el cierre del colegio mayor

"¡El Johnny no se cierra!". Lo han repetido hasta la saciedad. Han colgado pancartas en las paredes del colegio y han empapelado la ciudad universitaria con carteles. Han ido a pedírselo al presidente del Gobierno cuando éste votaba para las europeas. Ahora, los colegiales y ex colegiales del histórico colegio mayor universitario San Juan Evangelista encabezan con esta frase un manifiesto que, de momento, ya han firmado unos 300 escritores y artistas, según los responsables de la asociación de ex colegiales. Mañana lo harán público en su página web (www.excolegialescmusanjuan.com) y pretenden que los apoyos se multipliquen.

"Madrid no se puede permitir el lujo de perder un lugar como ése", afirma tajante el cantautor y poeta Pablo Guerrero, recientemente galardonado con el Premio de la Música a toda una vida. Él es uno de los que ha firmado el manifiesto. "Porque ha estado a la vanguardia en todas las épocas. Por allí ha pasado, yo creo, todo el mundo que ha tenido algo que decir".

"Madrid no puede perder este lugar", afirma el cantautor Pablo Guerrero
Más información
"Nuestras armas son la cultura, la razón y la palabra"

Y es que el Johnny no es el Johnny sin su Club de Música y Jazz. Fundado en 1969 y dirigido desde entonces por Alejandro Reyes, antiguo colegial, ha visto desfilar por su escenario a lo mejor de cada época, de Camarón a Chet Baker y Diana Krall.

"Yo lo recuerdo por los conciertos a los que iba en mi época universitaria", explica la fotógrafa Ouka Leele, también firmante del escrito. "Era para mí un sitio donde pasaban cosas diferentes". "Allí conocí a Wyoming", rememora, "que llevaba el pelo muy largo y tocaba en un grupo".

El objetivo de la recogida de firmas es hacer llegar a Unicaja la importancia de este símbolo de la cultura madrileña. La entidad bancaria gestiona el centro a través de su obra social y va a cerrarlo en septiembre (indefinidamente) por obras. "Entendemos que haya que hacer reformas. Lo que nos sorprende es la falta de proyecto", explica Pablo Sanz, representante de los ex colegiales.

Con la noticia aún reciente (se avisó del cierre a principios de mayo) los antiguos alumnos se han organizado siguiendo "un modelo asambleario", como ellos cuentan que siempre se ha hecho en el Johnny. Colegiales de todas las épocas se reúnen una vez a la semana para compartir ideas y planear nuevas acciones.

Cristina Martí, residente actual, de 19 años, se ha embarcado en la lucha y habla de la institución con pasión. Ella fue de las que se lanzó a recorrer la Feria del Libro durante una semana, a la caza del intelectual solidario. "Fue muy grato encontrar una respuesta tan masiva", afirma encantada. "En seguida que mencionabas el colegio lo conocían y querían apoyarnos". Volvieron con las firmas de personalidades de todo tipo bajo el brazo: Antonio Gala, Fernando Savater, David Cantero, Ramón Arangüena, Joaquín Sabina, Elvira Lindo, Almudena Grandes. La lista es larga.

A Cristina, la colegial, le emocionó escuchar el cariño con que la escritora Lucía Etxebarría recordaba una tarde en que acudió al salón de actos del colegio a escuchar a Astrud Gilberto en concierto junto con su madre. "Es bonito ver que, más allá de los estudiantes, hay personas de todas las edades que también pasan por aquí", resume poco antes de entrar en la reunión semanal de la asociación.

El Johnny todavía trae recuerdos a toda una generación de estudiantes madrileños que vivieron ahí el final del franquismo y la irrupción de la Movida. "Ha sido un absoluto hito de la época de mi juventud", asegura la escritora Rosa Montero, también firmante del manifiesto. "Ensayaba allí teatro con mi grupo y lo recuerdo como un sitio con una gente muy vital, que se metía en todas las guerras".

Han vuelto a hacerlo. Las movilizaciones siguen la semana que viene, sin perder más tiempo. Para el día 26, viernes, preparan un "Festival contra el cierre del Johnny". Asistirán más de 50 músicos, intelectuales y gente del mundo de la universidad. Alejandro Reyes adelanta algunos nombres: el actor Rafael Álvarez, El Brujo, la cantaora Carmen Linares, el escritor Félix Grande. Apoyos no les faltan.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS