El Gobierno peruano impone el toque de queda en la Amazonia

El Gobierno peruano ha decretado el toque de queda en la región amazónica, escenario de las protestas indígenas que han concluido con la muerte de 23 policías y, al menos, nueve civiles. Los indígenas alzados, que habían bloqueado carreteras y oleoductos durante dos meses, asfixiando a las poblaciones de la zona, anunciaron ayer su desmovilización. La calma retorna a un Perú conmocionado por el asesinato a machetazos de nueve de los agentes, que habían sido secuestrados.

Los indígenas exigen la retirada de unos decretos para impulsar la inversión en la Amazonia. El presidente, Alan García, sostiene que las leyes garantizan los 12 millones de hectáreas concedidas a las etnias amazónicas y ha acusado a los organizadores de la protesta de manipular a los nativos. Un informe de inteligencia difundido ayer por el diario El Comercio advirtió hace dos semanas que los dirigentes indígenas se estaban armando y planeaban un choque sangriento. Entre ellos señalan a varios seguidores del ex militar Antauro Humala, hermano del ex candidato presidencial radical Ollanta Humala.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción