Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:KONTXI BILBAO | Candidata de Ezker Batua | Elecciones europeas

"Va a ser el Parlamento con más poder y menos votantes de la historia"

"Los ciudadanos no se dan cuenta en el día a día de lo que les influye Europa"

Kontxi Bilbao afronta con ganas las elecciones europeas, aunque es consciente de que el reto ya no es tanto lograr un buen resultado, sino que los ciudadanos simplemente se percaten de que hay comicios Hasta tal punto cree que ha calado la desafección de los ciudadanos hacia las instituciones europeas. Y culpa de ello a los dos grandes partidos españoles, el PSOE y el PP, que, en su opinión, tratan de ningunear al resto de formaciones, sin dejarles espacio para que se escuche su voz. La candidata de EB advierte de la paradoja de que el próximo Parlamento europeo será el de mayor poder en toda su historia, pero saldrá elegido con una participación popular muy escasa.

Pregunta. Las elecciones europeas pasan desapercibidas en la calle.

"El bipartidismo es brutal. El resto de partidos parece que ni concurrimos"

"Me siento como Don Quijote luchando contra los molinos"

Respuesta. Es cierto. Pese a que se trata de unas elecciones muy importantes, los ciudadanos no tienen conciencia de ello. Hay una gran desafección hacia estos comicios. En el caso de Euskadi también puede afectar que las elecciones vascas están muy recientes, lo que genera cansancio. A eso hay que añadir que el Gobierno no facilita apenas información y la clase política no ha hecho ningún tipo de pedagogía a favor de las instituciones europeas, especialmente los grandes partidos.

P. ¿Quiere decir que PSOE y PP están tapando las elecciones?

R. Creo que sí. Los dos grandes partidos, que se presentan como oposición entre ellos, luego en Europa votan juntos en un 80% de las actuaciones. Por parte del PP no hay problema, pero el PSOE tiene cosas que no quiere que salgan a la luz. Por ejemplo, con las políticas neoliberales que practica en Europa. De ahí la esquizofrenia de las cosas que está planteando a nivel de campaña: las medidas sociales no se corresponden con su actuación en la UE.

P. A pesar de ser elecciones europeas, la política nacional lo acapara todo en la campaña.

R. Es que está resultando como una especie de precampaña de cara a las generales de 2012. Asistimos a un enfrentamiento entre grandes partidos. El bipartidismo está siendo brutal y el resto de partidos parece que ni concurrimos. No hay pluralidad política, no se está favoreciendo que la ciudadanía sepa que hay más partidos en liza. Y al final nos atropellan. En el primer semestre de 2010 el presidente de la UE será José Luis Rodríguez Zapatero y nadie está preguntando cuál es su programa de cara a esa presidencia. Y es que no hay proyecto.

P. Es decir, que se siente como Don Quijote luchando contra los molinos de viento.

R. Así es. Para los partidos pequeños es difícil encontrar cauces para que la ciudadanía conozca nuestras propuestas. Sintonizamos con el sentir de los ciudadanos, pero sin espacios para conectar la gente no tiene cómo saber quién defiende sus intereses. A la sociedad se le está hurtando la posibilidad de votar otra alternativas al PP y al PSOE.

P. ¿Tras el descalabro de EB en las elecciones vascas, con qué ánimo afronta este reto?

R. Estas elecciones no son de EB. Vamos dentro de una plataforma con otros partidos de izquierda del Estado y de Europa. Es una gran plataforma de izquierdas. Es cierto que sufrimos una caída en las elecciones vascas, pero ahora se trata de hablar de Europa y vamos muchos partidos juntos. Eso es un valor añadido. Me daría por satisfecha si conseguimos un nivel de votos similar a las anteriores europeas, alrededor de 29.000. Significaría que parte del mensaje ha llegado a los ciudadanos.

P. Se da la paradoja de que el próximo domingo se elige al Parlamento europeo que tendrá mayor poder de su historia.

R. Es algo esquizofrénico. Va a salir un Parlamento con un poder impresionante y, al tiempo, con la menor participación de la historia. Será legítimo, pero sí es verdad que no tiene todas las garantías democráticas desde el punto de vista de la participación. Se ha ninguneado a la población. El Tratado de Lisboa es la puerta falsa para seguir con las mismas políticas neoliberales que planteaba la Constitución europea, que se quedó bloqueada. La clase política no ayuda mucho

P. El Tratado de Lisboa no necesita la ratificación de los ciudadanos.

R. Lamentablemente es así. Los ciudadanos no se dan cuenta en el día a día de lo que les influye Europa, desde la cesta de la compra diaria hasta el pago de las hipotecas, pasando por la seguridad de los juguetes de sus hijos. En todo lo cotidiano influyen las decisiones que se toman en Europa, pero los grandes partidos ya se preocupan de que el ciudadano no se entere. Al final, la UE y el Parlamento europeo pueden parecer unos chiringuitos para que un montón de políticos vivan una jubilación dorada, pero no es así. Pagamos porque tiene poder y responsabilidad.

Kontxi Bilbao

Kontxi Bilbao (Bilbao, 1958) tiene muy claro que después de las elecciones europeas le espera su puesto como psicóloga en el Servicio de Intervención Social del Ayuntamiento de Vitoria. No va a seguir en la política activa, al menos de momento. EB le repescó para las europeas después de su accidentada salida del Parlamento tras el conflicto con la ilegalización del grupo de la izquierda abertzale.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de junio de 2009

Más información