Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo ficha a un filólogo afín al PSdeG para Política Lingüística

Anxo Lorenzo criticó con dureza el discurso del PP contra el decreto del bipartito

El sociolingüista Anxo Lorenzo será el encargado de la política lingüística en el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo. Profesor en la Universidade de Vigo y hasta ahora cercano al PSdeG -en 2005 participó en la redacción del programa socialista sobre normalización del gallego-, Lorenzo (Vigo, 1964) se incorporará a la Xunta del PP como secretario general casi un mes después de que Feijóo tomase posesión. El fichaje, que se cerró ayer tras una reunión en el Parlamento entre el filólogo y el presidente, tapa uno de los huecos más difíciles de cubrir para el nuevo Ejecutivo. El acercamiento, durante el mandato del bipartito, a las tesis segregacionistas (separar a los alumnos según idioma) por parte del PP y la consiguiente ruptura del consenso lingüístico por primera vez en la historia autonómica dificultó el nombramiento.

El Gobierno ratifica así la marcha atrás al discurso de campaña del PP

Galicia Bilingüe se enfrentó a una campaña promovida por Lorenzo

MÁS INFORMACIÓN

"Tiene que quedar claro que en la sociedad gallega no se está imponiendo el uso del gallego", declaraba Anxo Lorenzo hace unos meses, cuando coordinó la exposición As nosas palabras, os nosos mundos, impulsada por el departamento de Política Lingüística de la Xunta anterior. Y continuaba: "Es un invento de organizaciones minoritarias, una falsedad que el PP utiliza para avivar un conflicto político y conseguir ventajas electorales [...] Es importante tener en cuenta que existe un movimiento nacionalista español que considera que las demás lenguas son una amenaza para el español".

Colaborador de su predecesora, la socialista Marisol López, en la decisión de Lorenzo parecen haber pesado las garantías recibidas directamente de Feijóo sobre el futuro del polémico Decreto do Ensino en Galego. La Xunta no derogará la norma sin antes intentar al menos pactar un texto de sustitución con los grupos de la oposición. El decreto fue aprobado en 2007 con los votos de PSdeG y BNG y tras la renuncia, a última hora, del PP. El presidente se plantea un reparto porcentual de idiomas en la enseñanza obligatoria que reduciría el gallego a un tercio de las materias. El otro 66% se impartiría en castellano e inglés, con margen para la decisión de los padres. La normativa de 2007 decreta que, como mínimo, la mitad de las asignaturas se den en gallego.

El Gobierno de Feijóo ratifica así la marcha atrás en el discurso lingüístico esbozado en la campaña electoral del 1-M. A pesar del retroceso que supuso, en base a las aspiraciones del galleguismo histórico, el regreso de la Secretaría Xeral de Política Lingüística a la Consellería de Educación -en el bipartito se instaló en la Presidencia, como garantía de transversalidad-, la promesa de inmediata derogación del decreto del bipartito, una de las estrellas del PP en el combate electoral, queda aparcada. La búsqueda del consentimiento socialista y de una cierta "desactivación" del conflicto lingüístico, azuzado por el PP en la oposición, conforman los otros motivos del requiebro de Feijóo. Precisamente este martes, y en un gesto insólito, la Real Academia Galega alertaba de las medidas "desprotectoras" del idioma anunciadas por el nuevo Ejecutivo. Lorenzo es una figura bien vista en sectores galleguistas e incluso del nacionalismo moderado.

Nada más aterrizar en el departamento de Educación, el equipo del conselleiro Jesús Vázquez redactó una circular en la que dejaba libertad de idioma para las relaciones entre profesores y alumnos. Aunque la medida se filtró a la prensa, la orden no llegó a cursarse. Los servicios jurídicos de la Xunta la echaron atrás, ya que la circular suponía, de hecho, la conculcación del decreto del gallego, una norma de rango superior.

El nombramiento de Lorenzo, coordinador del Área de Normalización Lingüística de la Universidade de Vigo bajo el mandato de Domingo Docampo, no complacerá a las asociaciones opuestas a las políticas de protección del gallego. Galicia Bilingüe, que se manifestó en Santiago apoyada por el PP y sus cargos dirigentes unas semanas antes de las últimas elecciones, se enfrentó con dureza a la campaña Europa é plurilingüe. Quen sabe galego sabe máis de la universidad viguesa. Entre sus promotores, miembros del Observatorio de Sociolingüística del centro, se encontraba Lorenzo. "La campaña universitaria, al contrario de lo que defienden sus promotores, está únicamente basada en un enfoque identitario de corte nacionalista y en absoluto sustentada en una base científica", llegó a declarar la agrupación de Gloria Lago, que consideró "desautorizados moral e intelectualmente" a los impulsores de Europa é plurilingüe.

Lorenzo enseña en el departamento de Filoloxía Galega e Portuguesa. Se trata de una de las voces más autorizadas en el campo que cruza sociología y lingüística y ha participado en numerosos proyectos de planificación lingüística del gallego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 2009