El debate de la nación

Las aerolíneas rechazan la rebaja de tasas de Zapatero

Las cuatro patronales de aerolíneas en España rechazaron ayer la propuesta del presidente del Gobierno para rebajar las tasas aeroportuarias a fin de intentar frenar la caída del turismo. ACETA, ALA, AECA y ACA creen "discriminatorio" que se ayude al sector sólo si logra tener más pasajeros, mientras, por ejemplo, al del automóvil no se le exige más producción. Además, señalan que ya rechazaron una propuesta similar en conversaciones previas con la Administración.

La sorpresa saltó en la respuesta a Coalición Canaria. José Luis Rodríguez Zapatero anunció que se rebajarán tres tasas aeroportuarias (de aterrizaje, de pasajero y de seguridad) para los vuelos con origen en Canarias, de modo que la bonificación actual del 15% pase al 30%, con el objetivo de atraer más turistas y frenar la destrucción de empleo en una comunidad con una tasa de paro del 26,12%. Las patronales consideran la medida positiva, pero critican que no se aplique a Baleares y otras zonas turísticas. Según AENA, el coste para las arcas públicas de la rebaja será de 5,3 millones y estará vigente del 1 de julio al 31 de diciembre, aunque podrá prorrogarse seis meses.

Además, las aerolíneas que incrementen los viajeros en el segundo semestre de este año respecto al mismo periodo de 2008 podrán solicitar que se les devuelva la tasa de cada pasajero nuevo (5,25 euros en los vuelos domésticos y europeos) en los cinco primeros meses de 2010. El coste previsto es de 16 millones de euros, el equivalente a un aumento de tres millones de pasajeros en toda España. La aplicación de rebajas en las tasas de seguridad (1,57 euros en general) y de aterrizaje (entre cinco y siete euros por tonelada transportada) fuera de Canarias queda abierta a la negociación de las resoluciones el próximo martes.

Imposible aplicación

Esta propuesta del Gobierno para quienes aumenten viajeros se antoja de imposible aplicación para la mayoría, ya que Ryanair es la única que gana pasajeros este año. El resto sufre una gran sangría y reduce capacidad (los permisos de despegue o slots para este verano son un 8,5% menos que el anterior, según datos del sector). Las patronales, que han pedido reiteradamente que se congelen las tasas aeroportuarias y se rebajen las de navegación aérea, consideran que "no tendrá efecto positivo alguno" y sólo beneficiará a "alguna aerolínea".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS