Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Billar a tres bandas con el legado de José Guerrero

El Ayuntamiento granadino ofrece una fundación a los herederos del artista

Un tercer e inesperado protagonista se ha sumado al elenco del culebrón José Guerrero en Granada, que parece haber abandonado definitivamente el apacible terreno del arte para ingresar en la rampante confrontación política. El Ayuntamiento de la ciudad, gobernado por el PP, ha extendido una oferta a los herederos del pintor abstracto si finalmente no llegan a un acuerdo con la Diputación de Granada (PSOE) en la pugna que mantienen desde hace semanas sobre el futuro del centro que lleva el nombre del artista. Un enfrentamiento que podría acabar con la retirada, por parte de la familia, del legado de 60 obras que Guerrero quiso dejar a la capital que lo vio nacer.

Mientras la "propuesta" del Ayuntamiento era ayer considerada "interesante" por Lisa Guerrero, hija del pintor y actriz principal en este embrollo, el presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, ensayaba en conferencia de prensa una reconciliación con los herederos del artista que acabó en amenaza.

Lisa Guerrero: "Si no está cerrado el presente no vamos a tratar del futuro"

"Buscan crear una institución privada con dinero público", dice la Diputación

Martínez Caler afirmó que la obra de José Guerrero puede quedarse en Granada si la familia la cede a la Diputación. "Después, hablamos". Aseguró que "no aceptará jamás como presidente ni el insulto, ni la humillación soberbia de aristocracia de ningún género, ni de señores de ningún arte, oficio, renta o capital". Se refería, claro, a los ultimatos dados en los últimos días por la familia. Ésta consideró "lamentable" el fin del proyecto, debido a "actos innobles que traicionan la voluntad de acuerdos presentes y pasados entre los herederos del legado Guerrero y la Diputación".

Más conciliadora, María Asunción Pérez Cotarelo (IU), responsable del área de Cultura, explicó que la Fundación Granadina de Arte Contemporáneo que se pretende crear para albergar el Centro José Guerrero no pondrá "en riesgo" el fondo del artista que los herederos amenazan con sacar de la ciudad y guardar en un almacén en Madrid, a la espera de un mejor destino.

En la creación de esa fundación, que según Pérez Cotarelo "ni ponía ni pone en riesgo el fondo Guerrero ni su permanencia en el centro", reside el origen del conflicto. La familia considera que con ella se instrumentalizaría políticamente la memoria del pintor. La Diputación, por su parte, ve en los remilgos y consiguientes amenazas de los herederos la excusa perfecta para retirar la obra que desde 2000 alberga la sede del centro, en pleno barrio árabe de la ciudad.

El objetivo de la familia es "constituir una fundación privada con dinero público", argumentó Martínez Caler, y por ello aluden a "incumplimientos que no lo son. Son excusas".

Por su parte, el tercer actor, el Ayuntamiento, aclaró ayer que su única intención es que ese legado no se marche de Granada, por lo que el concejal de Cultura, Juan García Montero, reiteró su ofrecimiento en una conversación con los vástagos de José Guerrero. "Hemos tenido una actitud discreta, pero si no llegan a un entendimiento con la Diputación, los hijos deben saber que aquí está la ciudad dispuesta a crear una fundación". En su opinión, será una "tropelía" que la falta de acuerdo provocara la salida de Andalucía de la obra del pintor, que desarrolló la mayor parte de su carrera en Nueva York. "Es una falta de sensibilidad enorme", explicó. Lisa Guerrero prefirió no entrar en detalle en la oferta del Consistorio. "Si no está cerrado el presente no vamos a tratar aún de futuro", argumentó.

Y por si el folletín careciera de elementos, entró en escena con la presencia de los extras involuntarios otro granadino universal. Una fundación similar a la que existe en torno al poeta Federico García Lorca sería la solución "más apropiada" para los hijos de José Guerrero, según hizo saber ayer la hija de éste.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de mayo de 2009