El código de Buenas Prácticas, en el aire

Todo parece encaminado a volver a un orden anterior. Al menos, ciertas reformas emprendidas por el anterior ministro de Cultura, César Antonio Molina, están ahora mismo en un limbo. El de la indefinición. Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Hay que estudiar, valorar, está ahí... Con esas ambigüedades lidió ayer Félix Palomero, el nuevo responsable del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem).

Palomero tomó posesión ayer del cargo en sustitución de Juan Carlos Marset ante la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. No quiso mojarse en su primer día sobre los grandes interrogantes: ¿Seguirá aplicándose el código de Buenas Prácticas? "Se ha hecho un desarrollo normativo que está ahí y vamos a estudiar. Hay que valorarlo".

Cuando lo más sencillo a una pregunta así podría ser responder con claridad y no se hace, todo indica que su aplicación está en el aire. Como la continuidad de los responsables actuales del Inaem en compañías de teatro, danza y orquestas como la Nacional de España, a quienes el anterior equipo de Molina había puesto fecha de salida el año que viene.

Sobre Nacho Duato, responsable desde hace 20 años de la Compañía Nacional de Danza, Palomero calmó el revuelo de los últimos meses. "No hay que alarmar", dijo ayer. Y la propia González-Sinde dejó abierta su continuidad. "Es un grande de la danza sobre el que no hay ninguna decisión tomada, de momento", aseguró la ministra a la agencia Efe.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sobre la firma

Jesús Ruiz Mantilla

Entró en EL PAÍS en 1992. Ha pasado por la Edición Internacional, El Espectador, Cultura y El País Semanal. Publica periódicamente entrevistas, reportajes, perfiles y análisis en las dos últimas secciones y en otras como Babelia, Televisión, Gente y Madrid. En su carrera literaria ha publicado ocho novelas, aparte de ensayos, teatro y poesía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS