Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ante el debate sobre el estado de la nación

Sólo la defensa del sistema bancario une al PSOE y al PP contra la crisis

Los dos grandes partidos descartan acuerdos sobre la situación económica

Al PSOE y al PP sólo les ha unido contra la crisis económica la defensa del sistema financiero. Por más llamadas al pacto que se hayan producido esta legislatura y que finalmente han resultado sólo retóricas, los dos grandes partidos han firmado un único pacto sobre economía, el que negociaron en octubre para hacer frente a la crisis bancaria.

Tampoco hay atisbo ahora de acuerdo sobre propuestas económicas, aunque mantienen abierta una incipiente negociación para establecer un protocolo y un plan de actuación para hacer frente a eventuales crisis de entidades financieras, especialmente de cajas de ahorros. Ese acuerdo no se cerrará antes de las elecciones europeas del próximo 7 de junio.

Una vez que el terrorismo ha sido apartado en esta legislatura del debate político, es la crisis económica el escenario en el que ambos han situado la batalla política.

Las llamadas al pacto llegaron a concretarse el 11 de octubre en un acuerdo entre Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy para crear una mesa sobre reformas estructurales. Ambos lo anunciaron solemnemente tras reunirse, pero todo quedó ahí. Luego las llamadas al pacto frente a la crisis se han repetido en intervenciones de Zapatero en el Congreso, pero también quedó ahí.

El 10 de febrero, el presidente habló de "cooperación nacional" y formuló cinco principios para cumplir el llamamiento "a las fuerzas políticas parlamentarias". Se levantó la sesión de aquel pleno y nunca más se supo.

Ahora, el Gobierno ha recuperado ese llamamiento en la comunicación al Congreso para el debate sobre el estado de la nación del martes, que habla de "acuerdos sobre las respuestas a la crisis".

Sí ha habido coincidencias en la aprobación de medidas económicas, pero por la estrategia del PSOE para evitar perder votaciones, que consiste en sumarse en la votación a propuestas de la oposición, antes de sufrir una derrota parlamentaria. Así ocurrió, por ejemplo, con una propuesta de reducción de la fiscalidad de los autónomos, entre otras. Para evitar que se repita esa situación, el portavoz socialista, José Antonio Alonso, contactó el jueves con los grupos de la izquierda para blindarse de esas propuestas del PP.

"El PSOE sólo nos quiere para sacarle del apuro cuando hay problemas con los bancos o la Seguridad Social, pero no para acuerdos", asegura el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro.

Los socialistas, por su parte, culpan al PP de la falta de acuerdos, pero Zapatero rechaza habitualmente que sea necesario reeditar algo parecido a lo que fueron los Pactos de La Moncloa. Su tesis es que aquellos acuerdos tenían más que ver con la supervivencia de lo que era una incipiente democracia que con medidas para afrontar la crisis económica.

En este momento, el Gobierno y el PP mantienen abiertas conversaciones sobre el plan para hacer frente a posibles crisis de cajas de ahorros, con un fondo de rescate para esas eventualidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de mayo de 2009