Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los piqueteros exigen a Kirchner un lugar en las listas electorales

Luis d'Elía tiene aspecto de boxeador retirado, incluso un cierto parecido con Paulino Uzcudun, pero las apariencias pueden engañar: es, además, un orador muy eficaz, que maneja con soltura la jerga marxista-popular, un antiguo maestro que se ha convertido en el dirigente piquetero más importante de Argentina, siempre dispuesto a salir a la calle o a lanzar a su gente contra los "enemigos" de los Kirchner. D'Elía, y otros dirigentes populares como él, nacieron al calor de la crisis del 2001 y de la apabullante falta de representatividad que padecieron las instituciones argentinas en aquel momento, pero ahora quieren sitio en esas mismas instituciones y presionan para encontrar hueco en las listas para las elecciones del 28 de junio.

El plazo para la presentación de candidaturas se cierra el próximo sábado, pero nadie sabe todavía quiénes integrarán las listas del Frente para la Victoria (Kirchner) en la provincia de Buenos Aires, su gran feudo, y en la capital.

D'Elía apoya a los Kirchner, pero en los últimos días se ha mostrado enfadado por la frialdad del ex presidente a la hora de colocarle a él, y a otros representantes del movimiento piquetero, en las candidaturas. Sobre todo, porque noticias sin confirmar aseguran que Néstor Kirchner sí ha encontrado sitio para incorporar a personajes como las actrices Nacha Guevara o Andrea del Boca. "El 9 de mayo hay que cerrar las listas y van a estar los chupaculos y los alcahuetes", se quejó con furia.

La posibilidad de que la presidenta, Cristina Fernández, le haya ofrecido un escaño a Andrea del Boca, sobre todo, le pone frenético a D'Elía. Del Boca, 44 años, es muy popular por sus papeles en las telenovelas argentinas, pero no tiene mucha trayectoria política conocida. Por lo menos, Nacha Guevara, 69 años, vivió en el exilio y siempre mantuvo una militancia peronista.

Además, Nacha ha protagonizado durante meses el musical Evita, hasta el punto de que su imagen y la del ídolo peronista se confunden. "Operación Transferencia" le llaman, con sentido del humor, los aficionados al psicoanálisis. Guevara, dicen, llevará a todos los rincones de la provincia de Buenos Aires la resurrección del mito del "compromiso con los desposeídos". (Los diarios locales informan de que la producción de Evita fue financiada, en un 20%, con dinero del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, gran apoyo de los Kirchner).

D'Elía, que fue subsecretario de Hábitat en el Ministerio de Vivienda en el primer Gobierno de Néstor Kirchner y que perdió el cargo por su descarado y nunca bien comprendido apoyo público a Irán, convocó ayer una conferencia de prensa en la que resultó notable su bajada de tono: "Vayamos en la lista o no, nuestro apoyo al compañero Néstor Kirchner es indiscutible". Miembros de la Central de Movimientos Populares (CMP), que él preside, aseguran que los contactos con Kirchner ya están solucionados. La gran marcha que la CPM pretende celebrar hoy se desarrollará, pues, con la paz firmada. La pareja presidencial necesita desesperadamente asegurarse el apoyo del "conurbano" bonaerense y D'Elía, finalmente, no va a fallar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de mayo de 2009