Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Histórico cambio de Gobierno en Euskadi

López: "No venimos a disolver la identidad ni singularidad vasca"

El líder del PSE derogará los decretos que priman el euskera en la enseñanza

Patxi López tendió la mano "con particular énfasis" al PNV durante su intervención. Le pidió responsabilidad y su contribución para hacer frente a los "grandes retos colectivos", y le aseguró que no tenía voluntad de diluir la singularidad vasca. "No somos el frente españolista, somos vascos con una idea diferente de Euskadi a la suya", respondió a Juan José Ibarretxe. Y añadió: "No venimos a disolver la identidad ni la singularidad de Euskadi".

El candidato socialista exhibió su voluntad de acuerdo como herramienta política para salir de la crisis y para acabar con el terrorismo de ETA, los dos objetivos prioritarios del Ejecutivo socialista, junto a la defensa de las "políticas sociales".

"Esta Cámara es un fiel reflejo de la sociedad vasca y de su pluralismo"

Todo ello en un "panorama muy complicado para la primera fase de esta nueva legislatura, especialmente en lo que se refiere al empleo y la recaudación". Para buscar salidas a la crisis, convocó a todos los agentes sociales, sindicales y empresariales. Como medida concreta, anunció una política de endeudamiento por encima de los 3.000 millones de euros -el actual equivale al 0,9% del PIB vasco-. "Es el margen que vamos a utilizar para desarrollar las medidas anticrisis sin que se resienta la estabilidad de nuestras cuentas públicas", afirmó.

El líder del PSE defendió la construcción de "proyectos compartidos" desde el actual marco jurídico político (Constitución y Estatuto de Gernika) y la puesta en marcha de un "proceso de reflexión" con todas las fuerzas parlamentarias sobre el futuro del Estatuto, "con voluntad de reforzar el marco de autogobierno y nunca abandonarlo, desde el consenso de todos y no desde la imposición unilateral o al margen o en contra de la legalidad". López utilizó con cierta soltura el euskera al inicio y al final de su intervención y en varias ocasiones a lo largo del discurso.

- Gobierno no frentista. "No voy a gobernar para una parte, sino que voy a gobernar para el conjunto del país, y lo voy a hacer al frente de un Gobierno fuerte, sólido y estable. Un Gobierno de diálogo y no frentista".

- No falta nadie. "Aquí estamos todos los que tenemos que estar (...). Este Parlamento es un fiel reflejo de la sociedad vasca y de su pluralismo interno. Incluye a todos y no margina a nadie (...). Únicamente aquellos que han decidido situarse en contra de la legalidad no pueden tener asiento en esta Cámara".

- Contra ETA. "La banda terrorista debe perder toda esperanza de alcanzar sus objetivos totalitarios. (...) Debemos conseguir su deslegitimiación social, especialmente en la enseñanza, el asociacionismo y los medios de comunicación".

- Bilingüismo integrador. "Mi Gobierno derogará de inmediato aquellos artículos que, relativos a las lenguas, se contienen en los decretos que establecen el curriculo de la educación básica, infantil y bachillerato".

- Identidades plurales. "Mi Gobierno garantizará que los socialistas, los nacionalistas o los que no sean ni lo uno ni lo otro, puedan reivindicar para sí mismos la identidad que prefieran".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de mayo de 2009